Estados Unidos impondrá aranceles al acero y el aluminio de la UE

La Casa Blanca recuerda que está dispuesta a seguir negociando los acuerdos comerciales

16
EEUU abre la guerra comercial con aranceles a la UE, Canadá y México
Un trabajador del acero durante sus labores en una fundición del grupo Salzgitter en Alemania. / efe
Publicidad

El secretario de Comercio de EEUU, Wilbur Ross, anunció ayer que EEUU seguirá adelante con su decisión de imponer un arancel del 25% a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio procedentes de la Unión Europea, Canadá y México.

En una sesión informativa telefónica con los medios, Ross anunció que los aranceles a las importaciones de aluminio y acero de la UE, Canadá y México entrarán de forma inmediata, poniendo así fin a una moratoria de dos meses y alimentando el temor a una guerra comercial. “Esperamos seguir negociando, tanto con Canadá y México, por un lado, y con la Comisión Europea por otro, porque hay otros asuntos que necesitamos resolver”, dijo.

Por su parte, el Gobierno de México decidió imponer “medidas equivalentes” a diversos productos estadounidenses, después de que Estados Unidos haya decidido seguir adelante con la imposición de aranceles a las importaciones de acero y aluminio procedentes del país azteca, así como de Canadá y la UE.

“México lamenta profundamente y reprueba la decisión de Estados Unidos de imponer estos aranceles a las importaciones de acero y aluminio provenientes de México a partir del 1 de junio, bajo el criterio de seguridad nacional”, señaló la Secretaría de Comercio de México. De este modo, el país norteamericano anunció que impondrá “medidas equivalentes a diversos productos” como respuesta a las medidas proteccionistas de Estados Unidos.

La industria siderúrgica alemana considera “grotesca” la acusación por parte de EEUU de que las importaciones de acero procedentes de la UE representan una amenaza para su industria, por lo que determinó retirar la exención de que gozaban los productos europeos e imponer un arancel del 25%.

“La industria del acero en Alemania condena este paso”, anunció Hans Jürgen Kerkhoff, presidente de la Federación Alemana del Acero, señalando la necesidad de “proteger a las empresas siderúrgicas”, particularmente del impacto derivado del flujo desviado de exportaciones tradicionalmente dirigidas a Estados Unidos y que ahora presionan el mercado europeo.

FuenteEuropa Press
Compartir