España mantiene su veto al brexit ante la última oferta por Gibraltar

El Gobierno no ve “suficientes garantías sobre el encaje” del Peñón con la UE una vez salga Reino Unido • El Ejecutivo de Sánchez culpa al PP de “falta de ambición” en su negociación

33
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una reunión con empresarios españoles en Cuba.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una reunión con empresarios españoles en Cuba. / EFE
Publicidad

El Gobierno español considera insuficiente la última oferta británica debatida en Bruselas en relación con el brexit y la negociación futura de la Unión Europea con Gibraltar, de manera que aún no ha dado su acuerdo, según fuentes gubernamentales.

“Después de la reunión en Bruselas, no tenemos todavía todas las garantías que queremos sobre Gibraltar, no podemos considerar que haya un acuerdo”, dijeron las mismas fuentes, aludiendo en concreto a la reunión celebrada ayer en Bruselas.

En la capital comunitaria, el secretario de Estado para la UE, Marco Aguiriano, había desvelado que España estaba estudiando una oferta británica en la que Londres se compromete a reconocer que ningún acuerdo entre Reino Unido y la UE se aplicará a Gibraltar sin el acuerdo de España. Ahora, el Ejecutivo español ha dejado claro que esto no es suficiente.

Al cierre de esta edición, las fuentes consultadas no veían claro si Pedro Sánchez, debe ir o no al Consejo Europeo de mañana, donde está previsto que se dé el visto bueno político al acuerdo del brexit. De hecho, consideran impensable que se celebre un Consejo Europeo con solo 26 socios, igual que no conciben un acuerdo sin España.

Además, estas fuentes afirmaron que el Gobierno anterior, del PP, no fue suficientemente ambicioso en su planteamiento negociador, aunque sin dar más detalles. Hasta ahora, han dicho, se negociaba el acuerdo de salida, y ahora se trata de la relación futura, y eso es algo que el Gobierno español se toma muy en serio.

España quiere que tanto el Tratado que consagra el acuerdo de salida de Reino Unido de la UE como la declaración política sobre la relación futura dejen claro que ningún acuerdo sobre la relación futura se aplicará a territorio de Gibraltar sin el consentimiento previo de España.

Londres se ha comprometido a reconocer el poder de veto de España en la relación de la UE con Gibraltar

El problema es que eso no aparece en la declaración política sobre la relación de futuro y que, en el Tratado sobre la salida, se introdujo a última hora un artículo, el 184, que alude precisamente a la relación futura sin puntualizar que, para que Gibraltar quede incluido, debe ser objeto de una negociación entre Madrid y Londres.

Ayer, tras una reunión con sus pares en Bruselas, Aguiriano había hablado de “una promesa, un compromiso”, del Gobierno británico de declarar que comparte la interpretación que harán los Veintisiete y la Comisión Europea de ese artículo 184, aunque aún no había visto la oferta por escrito.

Sin embargo, para el Gobierno español, aún “no hay suficientes garantías sobre el encaje de Gibraltar con la Unión Europea una vez salga el Reino Unido”. El Ejecutivo sigue confiando en que sea posible un acuerdo y asegura que ningún país está en contra de la posición española. Es más, afirman que no ven motivo para que no se conceda la petición española y continúan las negociaciones a todos los niveles.