Entre 20 y 50 refugiados aparecen sin vida dentro de un camión en Austria

Las fuerzas de seguridad buscan al conductor y creen que fallecieron por la falta de oxígeno

0

Entre 20 y 50 refugiados fueron encontrados muertos, presuntamente por asfixia, en el interior de un camión en el este de Austria, cerca de la frontera con Hungría, país que estas semanas está recibiendo una oleada de inmigrantes, en su mayoría sirios.

En rueda de prensa, el director de la Policía Nacional, Hans Peter Doskozil, indicó que los cuerpos corresponden a entre 20 y 50 fallecidos por identificar.

Según el diario ‘Krone’, el camión estaba aparcado en el arcén y fueron los empleados del servicio de la autovía quienes lo localizaron, aunque se cree que llevaba allí bastante tiempo. Tras alertar a la Policía, los agentes hicieron el macabro hallazgo.

Por su parte, la ministra del Interior, Johanna Mikl-Leiner, no dudó en hablar de “día negro” y asegurar que “esta tragedia nos afecta a todos”. “Los traficantes de personas son criminales. Y quien ahora todavía siga pensando que son apacibles personas que ayudan a huir, esto no les va a ayudar”, añadió.

La ministra subrayó que lo ocurrido pone de manifiesto “los métodos despreciables de la mafia de traficantes en toda su fealdad en Austria”. Asimismo, defendió “tolerancia cero” hacia los traficantes de personas que “deberían estar entre rejas”.

Igualmente, consideró necesario que la UE actúe para poner fin al tráfico de personas y “una rápida decisión acerca de quién es un refugiado que huye de la guerra y quién es un inmigrante por razones económicas”.

La Policía informó previamente el martes de que se habían apresado tres camiones en la localidad de Bruck an der Leitha, en uno de los cuales viajaban 34 inmigrantes y refugiados que habían cruzado la frontera.

Los supervivientes, entre los que había diez niños, relataron que “apenas tenían aire para respirar” en el interior. Pese a sus ruegos al conductor, éste les ignoró y siguió conduciendo sin descanso desde la frontera de Serbia hasta Austria. Esto supone que habrían cruzado en su viaje también territorio de Hungría.

Después de las primeras investigaciones llevadas a cabo por los cuerpos de seguridad, el jefe de Policía de la provincia austriaca de Burgenland, Hans Peter Doskozil, explicó en una rueda de prensa que hay “muchas cosas” que indican que los inmigrantes ya estaban muertos a su llegada a territorio austríaco, debido al avanzado estado de descomposición en el que los agentes encontraron los cadáveres en el interiore del camión.