El director del CNI comparecerá por el presunto espionaje de EEUU

Rajoy asegura que se toma «muy en serio» las presuntas escuchas desde Washington

0

El supuesto espionaje de EEUU a ciudadanos, empresarios y políticos de todo el mundo está dando un giro tal que, pese a que durante semanas se ha acusado a la Agencia de Seguridad Nacional norteamericana (NSA) de haber monitorizado las comunicaciones, ahora es el propio servicio estadounidense el que ha puesto en el punto de mira a la Inteligencia de varios países, entre ellos, España.

Ante tal vorágine de acontecimientos, el presidente del Gobierno patrio, Mariano Rajoy, apuntó la «inquietud» de su Ejecutivo, que ya fue trasladada el pasado lunes al embajador de EEUU en Madrid, James Costos, y subrayó que el Gabinete «se toma muy en serio» las informaciones aparecidas en los medios de comunicación «sobre las posibles actividades en territorio nacional».

En este sentido, aseguró que se solicitó explicaciones a Costos para «disipar dudas» acerca de esas «presuntas acciones», al tiempo que anunció que el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, comparecerá la próxima semana en la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso para dar cuenta de los datos que están conociéndose.

El propio Sanz Roldán ya se mostró dispuesto el pasado martes a acudir a dicha comisión -que se celebrará a puerta cerrada-, si bien afirmó que el CNI «siempre trabaja dentro de la ley», con una «eficacia notable».

Mientras, Rajoy señaló que la preocupación que siente España es «compartida» por el resto de países de la UE. Por eso, afirmó que el Consejo Europeo de la semana pasada en Bruselas incluyó un anexo en sus conclusiones en el que hacía un llamamiento a trabajar con EEUU para asegurar que su asociación «se basa en el respeto y la confianza mutua».

Asimismo, abogó por abordar «con prudencia y sensatez» este asunto y reiteró que su Gobierno actuará cuando reciba información por parte de Washington.

Y zanjó: «Si se han producido acontecimientos como los que parece que se han producido, no me parece bien. Hemos pedido información a EEUU y, a partir de ahí, tomaremos decisiones».

Mientras, según publicó The Washington Street Journal, que citaba a un «responsable español», la colaboración del CNI con la NSA se limitó a escenarios de operaciones en Mali, Afganistán y algunas operaciones contra yihadistas.

Por otro lado, la agencia norteamericana accedió a los servidores de datos de las compañías tecnológicas Yahoo y Google, que conectan a las dos firmas con sus centros repartidos por todo el mundo, según informó The Washington Post, que cita a fuentes conocedoras de este espionaje y se basa en documentos de Edward Snowden. Con este hackeo, la agencia se ha «posicionado» para recoger datos de «cientos de millones» de clientes de estas empresas, «muchos de ellos americanos», subrayó el periódico.

A este respecto, el director de la NSA, el general Keith Alexander, negó que la institución hubiera accedido a estos programas, al tiempo que indicó que el organismo «no está autorizado» para hacer este tipo de operaciones porque para poder hacerlo, debería someterse a un «proceso judicial».

El texto, que está fechado a 9 de enero de 2013 y está catalogado como alto secreto, expone que la agencia envía millones de registros cada día desde las redes de los servidores internos de Yahoo y Google a su sede central, en Fort Meade.