El Constitucional francés invalida el impuesto para ricos de Hollande

El Gobierno de París asegura que la anulación no afectará a sus esfuerzos por reducir el déficit, al tiempo que anuncia que presentará una nueva propuesta revisada.

0

Era la enseña en la campaña electoral que aupó a la Presidencia francesa a François Hollande y, sin duda, uno de los planes económicos más controvertidos de los últimos años en el país. Pero se ha quedado en nada. Y es que el Consejo Constitucional galo decidió ayer anular el nuevo impuesto para las mayores fortunas, que figuraba en el proyecto de ley de finanzas de 2013 del Gobierno socialista, al considerar que viola el principio de «igualdad en las cargas públicas», según detalló la institución.

El Ejecutivo de París tenía previsto gravar con un 75 por ciento las tasas de aquellas personas con ingresos superiores al millón de euros, una medida que había sido aprobada el pasado 20 de diciembre en el Parlamento.

Durante su largo camino al Palacio del Elíseo, Hollande apeló en numerosas ocasiones a incrementar ese gravamen para no perjudicar a la clase media, porque, según señalaba, las rentas más altas pagan impuestos inferiores a los de la mayoría de los ciudadanos.

No obstante, la Corte invalidó este decreto al indicar que se trata de un plan inconstitucional.

Esta controvertida medida fue llevada ante el Consejo por la opositora Unión por un MovimientoPopular (UMP), que consideraba que violaba la Carta Magna. Asimismo, también había sido fuertemente criticada por los grandes empresarios del país.

El gran escándalo llegó con el anuncio del actor Gérard Depardie, uno de los intérpretes galos más conocidos internacionalmente, de trasladarse a vivir a Bélgica para evitar este incremento en los impuestos, que calificó de injusto.

Sin embargo, el Gobierno no se amilanó con este veto y anunció su intención de presentar una nueva propuesta revisada sobre esta medida en un breve plazo, al tiempo que llamó a la calma, principalmente a los mercados, al insistir que la decisión del organismo no afectará a sus esfuerzos por reducir el déficit público. «No vamos a renunciar a la medida. Aprobaremos un dispositivo nuevo que será presentado en 2013», aseveró el ministro de Economía, Pierre Moscovici.

Además, una fuente cercana al Ejecutivo señaló que la invalidación supondrá una pérdida de «menos de 500 millones de euros» de un presupuesto total de 300.000 millones.

Y es que los socialistas remarcaron su idea de incrementar las tasas a las fortunas más altas y continúan firmes en su plan.

Eso sí, a pesar de lo polémico del proyecto, no serían muchos los afectados, ya que apenas se ejecutaría sobre 1.500 personas con las rentas altas.