El cabecilla del caso ‘Petrobras’ dice que el Gobierno sabía lo que pasaba

El banquero Alberto Yousseff afirmó que tanto Lula da Silva como Rousseff estaban al tanto.

0

Uno de los cabecillas de la trama corrupta que se forjó en la compañía petrolera Petrobras en los últimos años, el banquero Alberto Yousseff, afirmó que tanto el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como la actual presidenta Dilma Rousseff sabían lo que estaba pasando dentro de la estatal.

Yousseff lo dijo en declaraciones ante la comisión parlamentaria que investiga la Operación Lava Jato en Curitiba, cuando uno de los diputados citó los nombres de Lula, Rousseff y de otros miembros del Gobierno, como los exministros Antonio Palocci, Gleisi Hoffmann, José Dirceu, Ideli Salvatti y Edison Lobão, y le preguntó si todos ellos estaban envueltos.

“Lo confirmo y digo que eso está en mi entendimiento”, recalcó Yousseff, que más tarde afirmó que el dinero que se sacaba del esquema servía a los intereses del partido, “automáticamente a los partidos de la base aliada”. Las formaciones más afectadas por el escándalo son el propio Partido de los Trabajadores (PT) que está en el Gobierno y su aliado el Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB).

De este último partido provienen otras dos figuras importantes de la política brasileña que también están manchadas, según Yousseff: el presidente del Senado, Renan Calheiros; y el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha.

Este último habría recibido dinero a través de Fernando Soares (el hombre del PMDB dentro de la trama); el dinero procedía del empresario Júlio Camargo, que quería asegurarse así que Cunha no pidiera informaciones en comisión parlamentaria sobre los dudosos contratos de Petrobras con la empresa Toyo.

Aunque Yousseff responsabilizó a Lula y Dilma de estar al tanto del escándalo, negó tajantemente que la campaña electoral de la presidenta en 2010 se financiase con dinero sucio, como sostiene el exdirector de Abastecimiento de Petrobras Paulo Roberto Costa, otro de los principales delatores del caso.

Yousseff negó asimismo conocer al exministro de Hacienda Antonio Palocci —que teóricamente le habría pedido dinero de Petrobras para financiar la campaña—. “No conozco a Palocci y nunca me pidió que recaudara dinero para la campaña de Dilma en 2010. Y creo que Paulo Roberto se está equivocando en lo que se refiere a ese asunto”, recalcó.

En cualquier caso, sus palabras no disipan las dudas sobre la financiación de la campaña de Dilma, el punto más delicado por ser el que afecta más directamente a la presidenta. Hace apenas unas semanas la Policía Federal detenía al tesorero del PT, João Vaccari Neto, acusado, entre otras cosas, de haber orquestado el trasvase de fondos de la petrolera al aparato del partido.

El pasado lunes también tuvieron que hablar ante los diputados otros implicados en la Operación Lava Jato, como Soares, el exdirector de Internacional Néstor Cerveró o el empresario Adir Assad, entre otros. Todos prefirieron guardar silencio siguiendo los consejos de sus abogados para continuar con el caso.