El asesino de Virginia se autodefinía como un “barril de pólvora humano”

Flanagan hace mención en una nota de suicidio remitida a la cadena para la que trabajó que sufría constantes humillaciones, discriminaciones y acoso por ser “negro y homosexual”

0

Una nota de suicidio atribuida a Vester Lee Flanagan, que el miércoles asesinó a una periodista y un cámara en Virginia, describe al tirador como “un barril de pólvora humano” que vio en la reciente masacre en una iglesia de Charleston el detonante final que le llevó a cometer el crimen.

La cadena ABC News informó de que, hace varias semanas, recibió una llamada de una persona que dijo ser Bryce Williams, el nombre que usaba Flanagan como reportero, y que pidió el número de fax de la empresa para enviar una información.

En torno a las 8.00 (hora local) del miércoles, ABC News recibió un documento por fax de 23 páginas identificado como “nota de suicidio para amigos y familia” y firmado por Bryce Williams, con “nombre legal” Vester Lee Flanagan II. Poco después de las 10.00 horas, Flanagan habría llamado otra vez para decir que había matado a dos personas esa misma mañana y que la Policía le estaban persiguiendo.

En el documento enviado por fax, que ABC News ya puso a dispoción de las autoridades, Flanagan explica que fue víctima de discriminación racista y homófoba y ha atravesado problemas económicos. La gota que colmó el vaso —el “momento crítico”— fue la matanza de nueve afroamericanos en una iglesia de Charleston (Carolina del Sur) el 17 de junio.

“Mi enfado ha ido creciendo poco a poco. He sido un barril de pólvora humano que espera hacer ¡boom!”, recoge el texto supuestamente firmado por Flanagan, que también pasó por varias televisiones y fue despedido de la cadena de las víctimas, WDBJ, por problemas de conducta.

“Sí, hablo como si estuviese enfadado —prosigue el documento remitido—. Lo estoy, y tengo el derecho a estarlo. Pero cuando deje la Tierra, la única emoción que quiero sentir es paz”, escribió.

Obama, consternado por la tragedia.-El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, confesó ayer que le “rompe el corazón” la muerte de los dos periodistas que estaban realizando una entrevista en directo en el estado de Virginia a manos de un antiguo trabajador de la cadena y añadió que este tipo de incidentes deben llevar a plantearse “cómo reducir la violencia armada en el país”.

“Lamentablemente, este tipo de eventos suceden con demasiada frecuencia”, lamentó Obama en una entrevista desde la Casa Blanca. “Lo que sabemos es que el número de personas que mueren a causa de incidentes relacionados con armas en todo este país empequeñece cualquier muerte que se produce a causa del terrorismo”, apostilló el presidente, que ya se mostró alguna vez favorable de controlar más las armas.