El parlamento somete a votación de nuevo el acuerdo de divorcio con la UE

Los principales líderes europeos sostienen que no cabe renegociación alguna del tratado

19

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, tiene previsto someter a una segunda votación el Tratado de Retirada que marca la ‘hoja de ruta’ para la salida británica de la UE, a pesar de la abrumadora mayoría con la que la Cámara de los Comunes ya rechazó dicho acuerdo el 15 de enero.

El portavoz de Downing Street explicó que hay negociaciones para cambiar dicho pacto y lograr el apoyo de los legisladores lo antes posible. Los principales líderes de la UE sostienen que no cabe renegociación alguna del tratado, por lo que por parte de Bruselas tan solo se contemplan declaraciones que permitan solventar las actuales suspicacias.

A un día de que la Cámara de los Comunes se pronuncie de nuevo sobre el brexit, el Gobierno insistió en que sigue sin contemplar otra opción que no sea abandonar la UE el 29 de marzo, para lo cual sostiene que el acuerdo que ahora está sobre la mesa es el mejor posible.

La comisión del brexit en el Parlamento instó al Ejecutivo a dejar claro que no puede haber una salida sin acuerdo, aunque sus efectos puedan ser contenidos de alguna manera. “No podemos dejar que ocurra”, subrayó la presidenta de dicha comisión, Hilary Benn, que teme las “implicaciones” que puedan derivarse de ese escenario.

Los diputados, añadió Benn, “deberían poder votar la extensión del artículo 50 (y aplazar la salida de la UE) si el Parlamento no llega a un acuerdo antes del 29 de marzo”.

renegociación

Desde el continente, la Comisión Europea se mantiene firme en cuanto a que el acuerdo de retirada de Reino Unido de la UE no está abierto a la renegociación y a que no contempla cambios en la salvaguarda pensada para proteger la frontera sin controles físicos en el Úlster.

“Tenemos una posición unánime en la UE a 27 sobre el acuerdo de retirada, que refleja la posición común: Este acuerdo se ha acordado con el Gobierno británico, cuenta con el aval de los líderes y no está abierto a renegociación”, indicó en una rueda de prensa el portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas.

“Todo lo que puedo decir es que debemos esperar al voto en la Cámara de los Comunes y después esperaremos a que el Gobierno (británico) nos diga cuáles son los pasos a seguir”, añadió, para evitar responder a si el bloque contempla reintroducir un mínimo de controles en la frontera irlandesa en caso de que se frustre el acuerdo de divorcio negociado.

Bruselas se resiste a plantear alternativas al pacto que negoció con Londres, mantiene que la UE se aferra “al plan A” y que, en todo caso, le tocará a Theresa May plantear soluciones si finalmente los diputados británicos tumban definitivamente hoy el Tratado de Retirada.