El gobierno denuncia el apoyo de la UE al “golpe de Estado” de Guaidó

Desde Caracas critican que es un estilo propio de las “viejas potencias coloniales”

63
Imagen del presidente Maduro durante unas maniobras militares con las que mostró su confianza en los soldados.
Imagen del presidente Maduro durante unas maniobras militares con las que mostró su confianza en los soldados. / EFE
Publicidad

El Gobierno de Venezuela lamentó ayer el apoyo de la UE al “golpe de Estado” protagonizado por el autoproclamado presidente opositor Juan Guaidó y criticó que esta postura responden “al estilo de las viejas potencias coloniales”.

En un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Gobierno expresa “su más enérgico rechazo” a la declaración de la Unión Europea publicada el sábado en la que se insta a la convocatoria de elecciones y amenaza con reconocer la legitimidad de la proclamación de Guaidó como presidente en lugar de Nicolás Maduro.

La UE “demostró su decisión de sumarse al plan del golpe de Estado orquestado por el Gobierno de Estados Unidos, pretendiendo incluso dar un ultimátum al Estado venezolano, al más propio estilo de las viejas potencias coloniales que representa”, argumentó.

En ese sentido, lamenta que la UE “no haya tenido el coraje de soportar las presiones” de Washington y haya decidido “sumarse a su indigno coro de gobiernos satélites”. Así, exige deponer esta “actitud desafiante” y en su lugar adopte una posición de “respeto y equilibrio constructivo que no aliente la fractura del orden constitucional y la violencia”.

Venezuela recuerda además que “la legitimidad y constitucionalidad de los procesos electorales, de las instituciones y de las autoridades del Estado venezolano no dependen en modo alguno del reconocimiento, juicios o posiciones de ninguna entidad extranjera”.

enérgico rechazo

En un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Gobierno expresa “su más enérgico rechazo” a la declaración de la Unión Europea publicada el sábado en la que se insta a la convocatoria de elecciones y amenaza con reconocer la legitimidad de la proclamación de Guaidó como presidente en lugar de Nicolás Maduro.

La UE “demostró su decisión de sumarse al plan del golpe de Estado orquestado por el Gobierno de Estados Unidos, pretendiendo incluso dar un ultimátum al Estado venezolano, al más propio estilo de las viejas potencias coloniales que representa”, argumentó.

En ese sentido, lamenta que la UE “no haya tenido el coraje de soportar las presiones” de Washington y haya decidido “sumarse a su indigno coro de gobiernos satélites”. Así, exige deponer esta “actitud desafiante” y en su lugar adopte una posición de “respeto y equilibrio constructivo que no aliente la fractura del orden constitucional y la violencia”.