El Estado Islámico asume la autoría de los atentados de Sri Lanka

En un comunicado, el grupo islamista asegura que siete terroristas cometieron los ataques

35
Familiares y amigos entierra a algunas de las más de 300 víctimas que se cobró el atentado en Sri Lanka.
Familiares y amigos entierra a algunas de las más de 300 víctimas que se cobró el atentado en Sri Lanka. / EFE
Publicidad

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) asumió ayer la autoría de la serie de ataques contra iglesias y hoteles de lujo en el Domingo de Resurrección en Sri Lanka, que causaron la muerte de más de 320 personas y heridas a más de 500, según el último recuento de las autoridades del país.

Un comunicado del EI difundido a través de la red de mensajería Telegram, cuya autenticidad no pudo ser verificada, aseguró que siete terroristas cometieron los atentados que, según el grupo radical, dejaron cerca de 350 víctimas mortales y 650 heridos, entre ellos tres miembros de las fuerzas de seguridad de Sri Lanka.

La nota, con el encabezamiento del Estado Islámico y no de una de sus filiales regionales, detalló que sus hombres atacaron varias iglesias y hoteles donde se encontraban seguidores de la “coalición cruzada”, y en sus ataques emplearon cinturones y chalecos explosivos, así como bombas, y se enfrentaron a la Policía.

El recuento de víctimas según el EI es de “cerca de 350 cristianos muertos y 650 heridos”, entre ellos ciudadanos de los países de la coalición internacional, liderada por Estados Unidos e integrada por 75 naciones, que actúa en Siria y en Irak contra los yihadistas.

Anteriormente, la agencia de información Amaq, afiliada a los extremistas, aseguró que “los ejecutores del ataque que tuvo como objetivo los ciudadanos de los países de la coalición y cristianos antes de ayer son combatientes del Estado Islámico”.

El portavoz de la Policía de Sri Lanka, Ruwan Gunasekara, indicó ayer que el número de muertos en los atentados aumento a 310 y más de 500 heridos. Estos datos suben con cada nuevo recuento de las autoridades del país.

Entre los fallecidos hay al menos 31 extranjeros, entre ellos dos españoles, un bangladesí, dos chinos, ocho indios, un francés, un japonés, un holandés, un portugués, dos saudíes, dos turcos, seis británicos, dos angloestadounidenses y dos australianos.

Por su parte, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) informó hoy de que 45 niños figuran en la lista de aquellos que perdieron la vida.

El Gobierno de Sri Lanka vinculó los ataques con el poco conocido grupo terrorista local de tintes islamistas National Thowheeth Jamath (NTJ), aunque advirtió sobre posibles vínculos extranjeros.