El Boeing 737 MAX se queda sin poder volar tras un veto mundial

Estados Unidos y Canadá completan el cierre del espacio aéreo al polémico modelo, envuelto en dos accidentes en los últimos meses • La empresa defiende su seguridad

60
Un avión Boeing 737 MAX 8 de American Airlines se dispone a despegar en el aeropuerto de LaGuardia, en Nueva York.
Un avión Boeing 737 MAX 8 de American Airlines se dispone a despegar en el aeropuerto de LaGuardia, en Nueva York. / EFE
Publicidad

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció ayer que su Gobierno emitirá una “orden de emergencia” para suspender las operaciones de los modelos Boeing 737 MAX 8 y 737 MAX 9 tras el siniestro de uno de estos aparatos en Etiopía.

En rueda de prensa, Trump subrayó que tanto la Administración Federal de Aviación (FAA) como Boeing “están de acuerdo con la medida”, al tiempo que resaltó que los aparatos de este modelo que estuvieran en vuelo llegarían a su destino y quedarían entonces en tierra hasta nueva orden.

“Los pilotos han sido notificados, las aerolíneas han sido todas notificadas. Las aerolíneas están de acuerdo. La seguridad de las personas estadounidenses y de todas las personas son nuestra principal preocupación”, agregó.

Así, expresó sus condolencias a los familiares de las 157 víctimas del siniestro en Etiopía y en Indonesia, donde en octubre se estrelló otro modelo de este avión. En este caso murieron 189 personas. Trump manifestó que Boeing “es una compañía increíble” y agregó que la empresa está trabajando “muy, muy duro” para encontrar una solución. “Esperemos que tengan rápido una respuesta”, agregó.

Minutos después de lo anunciado por el presidente de Estados Unidos, la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) informó de la “suspensión temporal” de todos aquellos Boeing 737 MAX operados por aerolíneas del país norteamericano o dentro de su cielos.

“La agencia ha tomado esta decisión como resultado del proceso de recolección de datos y las nuevas pruebas obtenidas en el sitio del accidente y analizadas hoy”, explicó el organismo. La FAA también informó de que ha enviado a un equipo al lugar del accidente en Etiopía para ayudar con la investigación del accidente.

El anuncio llegó horas después de los formulados por Canadá, Ucrania, Georgia, Irak y Líbano. El martes, la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, por sus siglas en inglés) señaló que “suspende todas las operaciones de vuelo” de todos los aviones Boeing modelo 737-8 MAX y 737-9 MAX en Europa, como medida de “precaución”.

Así, la UE se sumó a más de una decena de países que ya han decido suspender los vuelos de estos aviones de forma temporal, entre los que se encuentran también Turquía, Etiopía, Malasia, Omán, Australia, Singapur, Vietnam, China, Indonesia, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos y Mongolia.

El accidente aéreo del pasado domingo cerca de Adís Abeba, que dejó 157 fallecidos, hizo saltar las alarmas al ser el segundo siniestro en poco tiempo que sufre el modelo suspendido.

Desde entonces, varios países de la UE habían anunciado medidas, entre ellos Reino Unido, Francia, Italia, Austria y Países Bajos, pero la decisión de la EASA armoniza la respuesta europea. Hasta febrero de 2019, Boeing ha entregado más de 376 aeronaves del 737 MAX.

Suspensión aconsejada

Por su parte, Boeing reafirmó que sigue teniendo “plena confianza” en la seguridad de su modelo 737 MAX, si bien explicó que “apoya este paso proactivo” adoptado “con mucha preocupación” por la gran mayoría de países.

Así, desveló que ha abordado la situación con la Agencia Federal de Aviación (FAA) y con la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos, (NTSB, por sus siglas en inglés), las autoridades de aviación y sus clientes de todo el mundo.

Tras esta consulta, Boeing recomendó a la FAA de Estados Unidos la suspensión temporal de las operaciones de toda la flota del modelo 737 MAX “por precaución y para tranquilizar” al público.