EEUU mantendrá los tipos de interés por debajo del 0,25% hasta 2013

La Reserva Federal anuncia que la situación del país justifica que el precio del dinero siga «excepcionalmente bajo» dado que el nivel de crecimiento es más lento de lo esperado

0

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) decidió mantener ayer los tipos de interés en un rango objetivo de entre el 0% y el 0,25%, donde permanecen sin cambios desde diciembre de 2008, y anunció que la situación económica justifica que permanezcan en niveles «excepcionalmente bajos» al menos hasta mediados de 2013.

En un comunicado, la institución informó de que discutieron el abanico de herramientas disponibles para promover una fuerte recuperación económica y aseguró que está preparada para aplicarlas de forma apropiada, aunque no concretó ninguna medida.

Wall Street aprovechó el anuncio del organismo y cerró anoche con sólidos avances una sesión marcada por la volatilidad y el Dow Jones, su principal indicador, acabó con un ascenso del 3,98%, con el que recuperó los 11.000 puntos que perdió la víspera.

La FED reconoció que el crecimiento económico en lo que va de año ha sido «considerablemente más lento» de lo que esperaba y prevé un ritmo de recuperación inferior de lo previsto para los próximos trimestres. Respecto al mercado laboral, la institución presidida por Ben Bernanke señaló que su situación se ha deteriorado en general en los últimos meses.

Por otro lado, el descenso de los grandes valores impidió que la Bolsa española se aprovechara de la recuperación de la plaza neoyorkina, tras el desplome del pasado lunes y concluyó la sesión con una caída del 0,36%,

Así, en la octava sesión consecutiva de retrocesos, su principal índice, el Ibex 35, bajó 30,50 puntos, el 0,36%, hasta 8.428,90 puntos, nuevo mínimo anual y nivel desconocido desde abril de 2009.

En Europa, con el euro a 1,421 dólares, solo bajó Fráncfort, el 0,1%, mientras que Londres avanzó el 1,89%; París, el 1,63%; Milán, el 0,52%, y el índice Euro Stoxx 50, el 0,32 %.

El parqué madrileño siguió aprovechando la mejoría de la deuda en la apertura, después de que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, comentara que la compra de bonos españoles e italianos era una medida «no convencional», al tiempo que insistió en la conveniencia de reducir el déficit.

De este modo, la rentabilidad de la deuda patria bajaba del 5% en la apertura y se situó en el 4,9%, nivel desconocido desde hace nueve meses, mientras que la prima de riesgo nacional descendió, por tercera jornada consecutiva, hasta los 271,7 puntos básicos, con la rentabilidad del bono español a 10 años en el 5,081%.

Según el periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung, después de consultar con expertos alemanes, el BCE adquirió bonos soberanos españoles por un valor estimado en 1.500 millones de euros.

La actuación del BCE también favoreció a Italia, cuya prima de riesgo se relajó hasta los 279,7 puntos básicos, después de que el rendimiento de su deuda pública a 10 años descendiera hasta el 5,162% al cierre de la sesión.

Por su parte, la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, aseguró, una vez más, que España no necesitará un rescate y cifró la deuda pública en 680.000 millones de euros, en torno al 64% del Producto Interior Bruto (PIB). La socialista afirmó que a lo largo del mes de agosto la inestabilidad en los mercados irá desapareciendo, a la vez que remarcó que los niveles de deuda españoles se sitúan 20 puntos por debajo de la media de la UE.

Por otro lado, los políticos alemanes plantearon otra idea: que España e Italia vendan su oro para financiar su deuda. Ésta es la solución que se les ocurrió a los partidos políticos que forman parte de la coalición que gobierna Alemania para que ambas naciones superen sus problemas financieros.

Lo cierto es que si el Banco de España siguiera sus consejos obtendría 16.179 millones de dólares (11.335 millones de euros) si se desprendiera de todas sus reservas del metal precioso al precio máximo histórico alcanzado el pasado martes, ya que se duplicado su valor en los últimos dos años, al ser considerado un activo refugio en tiempos de incertidumbre económica.

Los fondos de oro de la institución que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez ascienden en a los 9,1 millones de onzas troy (283 toneladas), cifra que permanece invariable desde 2007, y que equivale a alrededor del 1,1% del Producto Interior Bruto (PIB).