EEUU “está estudiando” imponer nuevas sanciones contra Venezuela

La Casa Blanca dice que las medidas buscarán “estrechar el cerco económico sobre Maduro”

10
El asesor de Seguridad nacional estadounidense, John Bolton. / Europa press
Publicidad

Estados Unidos está considerado imponer nuevas sanciones contra Venezuela en un intento de aumentar la presión contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, para que deje el poder, según afirmó ayer el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton.

“Estamos estudiando la posibilidad de nuevas sanciones, nuevas medidas para estrechar nuestro cerco económico sobre Maduro y negar a su régimen el dinero que necesitan para mantenerse en el poder”, explicó Bolton en una entrevista con la cadena de televisión estadounidense Fox Business.

Washington reconoció al presidente de la Asamblea de Venezuela, el líder opositor Juan Guaidó, como legítimo mandatario del país, ante lo que impuso sanciones contra el sector petrolero venezolano y anunció la congelación de bienes y cuentas bancarias.

El principal enviado de Washington para Venezuela, Elliott Abrams, afirmó en el día de ayer que es “extremadamente difícil” ver un papel para el presidente venezolano, Nicolás Maduro, en la construcción de una Venezuela democrática.

“Si quería construir una Venezuela democrática, tuvo la oportunidad de hacerlo, pero no lo hizo”, señaló. “Es extremadamente difícil ver cómo podría jugar un papel positivo en una elección democrática”, agregó.

Sin embargo, Abrams sostuvo que, en última instancia, es decisión de los venezolanos decidir el futuro papel de Maduro.

Asimismo, Abrams recalcó que la imposición de sanciones secundarias contra ciudadanos o entidades no estadounidenses vinculadas al gobierno de Maduro es “claramente una posibilidad”, si bien ha matizado que por el momento ni hay ninguna decisión al respecto.

Venezuela se encuentra sumida en una crisis política desde el 23 de enero, cuando Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, se autoproclamó presidente del país tras denunciar la ilegalidad del nuevo mandato de Maduro, quien juró el cargo el 10 de enero.