Pekín y Washington se comprometen a discutir medidas por las que China importaría más energía y productos agrícolas.
Pekín y Washington se comprometen a discutir medidas por las que China importaría más energía y productos agrícolas. / EFE
Publicidad

Estados Unidos y China han decidido abandonar sus amenazas arancelarias para apostar por una ronda de negociaciones que desemboquen en un acuerdo comercial más amplio, explicó ayer el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin.

“Estamos paralizando la guerra comercial. En este momento hemos acordado poner los aranceles en suspenso mientras tratamos de poner en marcha el acuerdo marco”, declaró Mnuchin en una entrevista de televisión en Fox News Sunday, en referencia a las medidas que se discutieron esta semana para reducir el déficit comercial de Estados Unidos con China.

Energía y agricultura

El sábado, Pekín y Washington se comprometieron a seguir discutiendo nuevas medidas por las que China importaría más energía y productos agrícolas de Estados Unidos para bajar el déficit comercial anual de 335.000 millones de dólares.

Por su parte, el viceprimer ministro chino, Liu He, declaró ayer domingo que acabar con las diferencias en materia de políticas comerciales con Estados Unidos “tomará tiempo”, según informó la noticia estatal china Xinhua, citando declaraciones hechas durante una rueda de prensa posterior al anuncio de adoptar medidas conjuntas para reducir el déficit comercial estadounidense.

“La solución de los problemas estructurales que existen desde hace años en las relaciones comerciales entre China y Estados Unidos, requiere tiempo”, señaló Liu He.
El viceprimer ministro estuvo al frente de la delegación china que participó en la segunda ronda de negociaciones celebrada el 17 y 18 de mayo en Washington, tras la convocada en Pekín a principios de mes.

El alto funcionario subrayó que “el avance sano de las relaciones comerciales se corresponde con el desarrollo histórico y nadie puede oponerse a ello”. “En el futuro pueden surgir nuevas dificultades y divergencias, pero debemos mantener la tranquilidad y sostener diálogo para resolverlas de manera constructiva”, añadió.

“La solución de los problemas estructurales que existen desde hace años en las relaciones comerciales entre China y Estados Unidos, requiere tiempo”, señaló Liu He.

Y es que este sábado Estados Unidos y China acordaron adoptar medidas para reducir el déficit comercial estadounidense en mercancías con la compra de más productos estadounidenses por parte del gigante asiático, según un comunicado conjunto. “Hay un consenso para adoptar medidas efectivas para reducir sustancialmente el déficit comercial en mercancías con China”, explica el texto.

“Para satisfacer las crecientes necesidades de consumo de los chinos y la necesidad de desarrollo económico de alta calidad, China incrementará significativamente las compras de bienes y servicios de Estados Unido”, prosigue. “Así se ayudará a apoyar el crecimiento y el empleo en Estados Unidos”, argumenta el documento citado.

El presidente norteamericano, Donald Trump, había amenazado en varias ocasiones con imponer aranceles por un valor de hasta 150.000 millones de dólares en bienes chinos para combatir lo que su Administración califica de “apropiación de su propiedad intelectual” por parte de China a través de pactos conjuntos que le permiten desarrollar su teconología basándose en modelos estadounidenses.

FuenteEuropa Press
Compartir