Nicolás Hulot, exministro de Transición Ecológica de Francia.
Nicolás Hulot, exministro de Transición Ecológica de Francia. / EFE
Publicidad

El ministro de Transición Ecológica de Francia, Nicolas Hulot, anunció en la jornada de ayer su dimisión del Gobierno que preside Edouard Philippe alegando la falta de avances que a su juicio se han logrado en esta materia en el año que lleva en el cargo.

Hulot anunció su decisión durante una entrevista en la emisora France Inter y, según explicó, no había avisado de antemano sobre su marcha ni a Edouard ni al presidente francés, Emmanuel Macron. Según explicó, ha madurado la idea durante el verano y no ha querido hablar de ello con ninguno de los dos para que no le disuadieran.

“¿Hemos comenzado a reducir el uso de pesticidas? La respuesta es no. ¿Hemos comenzado a controlar la erosión de la biodiversidad? La respuesta es no. ¿Hemos comenzado a ponernos en situación de frenar la artificialización de los suelos? La respuesta es no”, lamentó Nicolas Hulot, un antiguo ecologista.

Por ello, dijo, “por primera vez voy a tomar la decisión más difícil de mi vida”. “No quiero seguir mintiéndome. No quiero dar la ilusión de que mi presencia en el Gobierno significa que estamos a la altura de estos problemas y, por tanto, tomo la decisión de abandonar el Gobierno”, explicó.

Hulot confesó sentirse en cierta medida solo en su lucha por el medio ambiente en el Gobierno. “¿Quién estaría a la altura completamente solo? ¿Dónde están mis tropas? ¿A quién tengo tras de mí?”, se preguntó el ya exministro, quien no obstante aseguró sentir “admiración” por Macron y Philippe.

Falta de cortesía

Por su parte, el portavoz del Gobierno, Benjamin Griveaux, reconoció que no sabía de antemano de la decisión de Hulot y criticó la forma en la que se ha producido su dimisión. “Creo que la más elemental de las cortesías habría sido prevenir al presidente de la República y al primer ministro”, valoró en declaraciones en BFMTV.

El portavoz incidió en que el “trabajo por la biodiversidad, por la defensa del medio ambiente, por la transición energética” es un trabajo de largo alcance y, por tanto, “no se pueden tener resultados en solo un año”. “No se transforma el modelo agrícola francés con un chasquido de dedos en 18 meses”, justificó.

Fuentes del Elíseo consultadas por ‘Le Monde’ pusieron en valor los logros en la materia alcanzados durante el mandato de Hulot, como el abandono del glifosato en un plazo de tres años, el fin de la explotación de hidrocarburos en el país de Francia o el cierre de las centrales de carbón, entre otros. En este sentido, indicaron que el Gobierno seguirá con sus planes en materia medioambiental y “nuestro balance terminará por hacerle lamentar su decisión”.

Asimismo, consideraron que “la salida de Nicolas Hulot es quizá el precio a pagar por tener ministros de la sociedad civil en el Gobierno”. “Esto demuestra que ser ministro puede ser una tarea frustrante y que implica pesados sacrificios personales”, han añadido desde el entorno de Macron. Macron inició ayer una visita de tres días a Dinamarca y Finlandia y no estará de regreso hasta el jueves.

El líder de Los Republicanos, Laurent Wauquiez, dijo que puede entender que Nicolas Hulot se sienta “traicionado” por Macron, “como actualmente se sienten no pocos franceses por las fuertes promesas que se hicieron y el sentimiento en la llegada de que no se ha mantenido”. Por su parte, Jean-Luc Mélenchon, sostuvo que “la dimisión de Hulot funciona como un voto de censura contra Macron”.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir