Una línea de soldados a paso de ganso y columnas de tanques desfilaron en el 70 aniversario de Corea del Norte.
Una línea de soldados a paso de ganso y columnas de tanques desfilaron en el 70 aniversario de Corea del Norte. / EFE
Publicidad

Corea del Norte celebró ayer domingo su 70 aniversario con un desfile militar en el que no se exhibieron misiles de largo alcance y que estuvo más centrado en la paz y el desarrollo económico, además de no haber contado con un discurso del líder norcoreano, Kim Jong Un.
Línea tras línea de soldados a paso de ganso y columnas de tanques desfiló antes de dejar paso a multitudes jubilosas enarbolando banderas y flores mientras pasaban por delante Kim, sentado con el emisario chino y otros dignatarios extranjeros llegados a Pyongyang.

El desfile permitió a Kim poner de relieve temas de logros militares, desarrollo nacional y compromiso internacional en un momento en el que hay crecientes dudas sobre su compromiso con abandonar su armamento nuclear.

Al contrario de años anteriores, en este aniversario no hubo misiles intercontinentales y tampoco hubo ensayos nucleares para conmemorar la celebración, como sí que había sucedido en los dos años anteriores.

Corea del Norte vino usando con frecuencia sus grandes festividades para demostrar su poderío militar y sus últimos avances en tecnología de misiles.

Su ausencia del desfile de este año vendría a reafirmar el compromiso declarado de Kim de desnuclearizar la península y sus recientes cumbres con el presidente surcoreano, Moon Jae In, y los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y China, Xi Jinping.

El tema para las celebraciones de este año fue el desarrollo económico y la unificación de la península, dividida desde la Guerra de Corea (1950-53), con carrozas sobre este tema que han sido saludadas por miles de norcoreanos enarbolando banderas de la unificación.

“Todos los coreanos deberían unir fuerzas para alcanzar la unificación en nuestra generación. La unificación es el único modo en el que los coreanos pueden sobrevivir”, sostuvo en un editorial el diario oficial norcoreano ‘Rodong Sinmun’.

Kim y Moon se reunirán en Pyongyang entre el 18 y el 20 de septiembre para la tercera cumbre este año y discutirán “medidas prácticas” hacia la reunificación, según explicaron fuentes oficiales desde la capital, Seúl.

Además, durante el desfile se pudieron ver una gran carroza decorada con un moderno tren, paneles solares, plantas de energía eólica y presas, bajo el eslogan “Todo nuestro poderío para construir economía”, mientras norcoreanos con uniformes de la construcción marchaban.

Potencia militar

Kim Yong Nam, el jefe de Estado de Corea del Norte, fue el encargado de dar el discurso durante el acto, en el que dijo que el país había alcanzado el estatus de protencia militar y seguirá sus esfuerzos de fortalecer su economía.

El líder norcoreano se mostró sonriente junto con el enviado especial de China presidiendo la celebración en la plaza Kim Il Sung de la capital y saludó a los presentes antes de marcharse, sin hacer ninguna declaración.

Corea de Norte invitó a un gran grupo de periodistas extranjeros a cubrir el desfile militar y otros actos para conmemorar el 70 aniversario de su creación.
Estos incluyen los icónicos juegos deportivos que Pyongyang organiza por primera vez en cinco años en los que participarán unas 100.000 personas en uno de los mayores estadios del mundo.

FuenteEuropa Press
Compartir