El nuevo primer ministro italiano, Giuseppe Conte, fue recibido por la guardia de honor a su primer Consejo de Ministros .
El nuevo primer ministro italiano, Giuseppe Conte, fue recibido por la guardia de honor a su primer Consejo de Ministros . / EFE
Publicidad

El nuevo primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, tomó posesión de su cargo ayer viernes, junto con los ministros de su Gobierno de coalición entre el Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la Liga ante el presidente de la República, Sergio Mattarella.

También tomó posesión de sus cargos los líderes de las dos formaciones más votadas en las elecciones del pasado 4 de marzo. Luigi di Maio se convertirá desde ahora en viceprimer ministro y titular de Trabajo y Desarrollo Económico mientras que Matteo Salvini será también viceprimer ministro y se encargará de la cartera de Interior.

El primero en jurar su cargo ante el jefe de Estado fue Conte, tras lo cual hizo lo propio Salvini y Di Maio, que estuvo conversando e intercambiando bromas en los momentos previos al acto.

Con el acto celebrado en el Quirinale, el país cierra una grave crisis política, a la espera de que el Parlamento dé luz verde al Ejecutivo, algo que se da por garantizado ya que las dos formaciones cuentan con una cómoda mayoría en las dos cámaras.

Obstáculos

El Gobierno ‘amarillo-verde’, como se le conoce en Italia por los colores que identifican a las dos formaciones que lo componen, ve la luz después de que ayer Di Maio y Salvini superaran el principal obstáculo: la designación de Paolo Savona como titular de Economía.

Savona fue vetado por Mattarella el pasado fin de semana, provocando la renuncia de Conte. Finalmente, el economista contrario al euro ocupará la cartera de Asuntos Europeos.
El gabinete cuenta en sus filas con cinco mujeres, algo alejado del récord que hasta ahora fijó en cuanto a cuota de igualdad en Italia Matteo Renzi en 2014, con ocho mujeres. En concreto, el M5S aporta tres ministras, Elisabetta Trenta (Defensa), Giulia Grillo (Sanidad) y Barbara Lezzi (Ministerio del Sur), mientras que la Liga aporta a dos, Giulia Bongiorno (Administración Pública) y Erika Stefani (Asuntos Regionales y Autonomías).

El elenco lo completan Giacargo Giorgetti (Liga), como subsecretario de la Presidencia; Giovanni Tria (técnico), Economía; Enzo Moavero Milanesi (técnico), Exteriores; Alfonso Bonafede (M5S), Justicia; Sergio Costa (técnico), Medio Ambiente; Lorenzo Fontana (Liga), Discapacitados y Familia; Gian Marco Centinaio (Liga), Agricultura y Turismo; Danillo Toninelli (M5S), Transporte e Infraestructura; Marco Bussetti (técnico), Educación; Alberto Bonisoli (técnico), Bienes Culturales.

Reacciones

Conte comenzó a recibir las primeras felicitaciones ayer mismo. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, le envó una carta de felicitación. “Su designación llega en un momento crucial para Italia y para la Unión Europea”, señaló el polaco en su misiva.

Tusk hizo un llamamiento a la unidad y la solidaridad para “superar los retos comunes”. “Creo firmemente que nuestra comunidad solo prosperará cuando se base en el diálogo respetuoso y la cooperación leal”, afirmó.

El presidente del Consejo Europeo emplazó a Conte a trabajar conjuntamente en la reunión del G7 de la semana que viene en Canadá y en la próxima Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que tendrá lugar en Bruselas a finales de junio.

A su vez, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, también felicitó por carta a Conte. “La Unión Europea se encuentra a la espera de citas cruciales en las que las instituciones comunes y los estados miembro deberemos mostrar cohesión y espíritu de solidaridad para acordar una respuesta común”, afirmó.

Entre los desafíos que esperan respuesta, Juncker enumeró la migración, la reforma de la gobernanza de la unión económica y monetaria, la complexión de la unión bancaria y las negociaciones sobre el próximo marco presupuestario.