Clinton gana enteros y Trump se afianza tras la retirada de Rubio

La carrera hacia la Casa Blanca se clarifica tras un nuevo Supermartes con la victoria de los dos favoritos en Florida e Illinois, entre otros. Cruz, única esperanza del ‘sector anti-Trump’.

La demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump, favoritos para obtener la nominación de sus respectivos partidos, lograron un importante triunfo en un nuevo Supermartes, en el que estaban en juego cinco estados y que estuvo marcado por el anuncio de la retirada del senador Marco Rubio de la carrera presidencial.

La victoria de Trump en Florida, Illinois y Carolina del Norte sacó a Rubio de la carrera a la Casa Blanca, pero su derrota en Ohio a manos de John Kasich, estado del que es gobernador, provocó un caos mayor en el conglomerado opositor, dividido por su candidatura. La carrera por la nominación del Partido Republicano ahora se ha reducido a tres candidatos. Trump, de 69 años, seguido por Ted Cruz, de 45, y Kasich, de 63.

Trump obtuvo el 46 por ciento de los votos en Florida, por encima del 27 por ciento de los apoyos al senador Marco Rubio, quien decidió abandonar la carrera presidencial tras la dura derrota en su estado natal —cuyos 99 delegados fueron a parar a Trump—.

El multimillonario, que mantiene su liderazgo en las elecciones primarias del Partido Republicano y se erige como principal candidato para luchar por la Presidencia de Estados Unidos en noviembre, también se alzó con la victoria en Illinois, con un 39 por ciento de votos, y en Carolina del Norte, con el 40 por ciento de los apoyos.

En estos dos últimos estados el senador Ted Cruz logró el segundo puesto, con el 31 y el 37 por ciento de los votos, respectivamente, mientras que en el estado de Misuri cedió ante Trump por un estrecho margen.

Kasich crece desde Ohio Por su parte, el gobernador de Ohio, John Kasich, logró mantener a salvo su bastión con el 43 por ciento de los votos —frente al 36% de Trump—, lo que supone una inyección de moral en su carrera presidencial, al sumar de golpe 66 delegados, aunque permanece muy lejos de Cruz y Trump.

Tras sus pobres resultados, el senador por Florida Marco Rubio retiró su candidatura, asegurando que renuncia a su sueño de ser presidente en esta ocasión y “quizás para siempre”. En cualquier caso, en un mensaje dirigido a sus seguidores, el senador indicó que sigue “siendo optimista acerca del futuro de Estados Unidos”.

De esta forma, el senador por Florida aseguró “respetar” la decisión de los votantes y abogó por un Partido Republicano “fuerte”, ya que, de lo contrario, “las cosas que van mal en el país se van a hacer permanentes”.

La contienda electoral en Florida —al igual que en el estado de Ohio— resultó clave para los candidatos republicanos, puesto que el ganador, aunque sea por un solo voto, se lleva todos los delegados en disputa, que son un total de 99 en Florida y de 66 en Ohio.

“A aquellos que apoyaron a Marco, los recibimos con los brazos abiertos”, declaró Cruz tras el anuncio del senador por Florida. “Sólo dos campañas tienen un camino factible, la mía y la de Trump (…) sólo una campaña le ha ganado a Trump una y otra vez (…) desde Alaska hasta Maine”, agregó Cruz, que se muestra optimista por seguir sumando delegados, pese a la victoria de Trump.

En este contexto, Trump lanzó un mensaje de unidad. “Tenemos que unir a nuestro partido. Tenemos una gran oportunidad, los demócratas están viniendo, los independientes también, así como gente que nunca había votado” advirtió el magnate desde Palm Beach, en Florida. “La gente está enojada y quiere ver que las cosas funcionan bien”, agregó.

En el lado demócrata, el pleno de victorias de Hillary Clinton en Florida, Illinois, Ohio, Misuri y Carolina del Norte generaron dudas sobre la capacidad del senador Sanders de superarla para obtener la nominación del Partido Demócrata.

Clinton obtuvo el 65 por ciento de los apoyos en Florida —por el 33% de Sanders—, mientras que en Carolina del Norte se impuso al senador por Vermont con el 55 por ciento de los sufragios y en Ohio con un porcentaje similar. Además, también logró imponerse en Misuri por un escaso número de votos, al igual que ocurrió en el bando republicano, lo que a cierre de la edición de este periódico hacía intuir que el senador iba a pedir un recuento.

“Ustedes votaron porque nuestro mañana sea mejor que el ayer”, afirmó Clinton, quien pidió a sus voluntarios que sigan trabajando duro porque esta campaña es “crucial”. “Hoy está más claro que nunca que ésta puede ser una de las campañas con mayores consecuencias de nuestra historia”, apostilló.

Durante su mitin, tras conocer los primeros resultados, la exsecretaria de Estado criticó las propuestas del candidato republicano Donald Trump —como la prohibición de entrada de musulmanes al país— y dedicó su campaña a la inmigrante guatemalteca Lucía Quiej, quien tomó la palabra y la emocionó con su historia durante el último debate demócrata.

FuenteAgencias  
Compartir