Vista de los restos del puente Morandi en la ciudad italiana de Génova.
Vista de los restos del puente Morandi en la ciudad italiana de Génova. / efe
Publicidad

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, anunció que su Gobierno iniciará el procedimiento administrativo para retirarle la concesión a Autostrade per l’Italia, responsable de la autopista A10 y del puente Morandi que se vino abajo este martes en Génova. El Ejecutivo celebró un Consejo de Ministros extraordinario en Génova para analizar una “tragedia” en la que, según el último balance, perdieron la vida al menos 39 personas. Tal como ya habían amenazado varios ministros, Conte confirmó que pondrá fin a la concesión a Autostrade y las autoridades serán “mucho más rigurosas” de cara a futuros permisos.

“No podemos esperar a lo que diga la Justicia”, afirmó el primer ministro, que apeló a la necesidad de “viajar de forma segura” y a las obligaciones de Autostrade con el mantenimiento de la autopista A10 en todos sus tramos, según medios locales.

La firma había salido al paso de las críticas asegurando que se realizaron revisiones trimestrales de la infraestructura y no se detectaron problemas que hiciesen temer lo ocurrido el martes, cuando gran parte del viaducto —construido en los años sesenta— se vino abajo.

Autostrade per l’Italia reaccionó al anuncio de Conte confiando en “poder demostrar que siempre ha cumplido correctamente las obligaciones” derivadas de la concesión. En este sentido, defendió “las actividades de vigilancia y mantenimiento llevadas a cabo tniendo en cuenta los mejores estándares internacionales”. También apuntó que todavía no es posible formular “ninguna hipótesis fiable” sobre el derrumbe de un puente que, según el comunicado, podría quedar reconstruido en un plazo de cinco meses.

Por otra parte, Conte anunció la declaración del estado de emergencia en la zona de Génova durante un plazo de 12 meses, tal como habían solicitado en las últimas horas las autoridades locales. Asimismo, se desbloqueará un paquete inicial de 5 millones de euros para responder a las primeras necesidades y se nombrará “un comisario ‘ad hoc’ para la reconstrucción”.

Dimisión

“Lo primero de todo es que los directivos de Autostrade per l’Italia deben dimitir”, sostuvo el ministro de Transportes italiano, Danilo Toninelli, en un mensaje publicado en su perfil de Facebook, tras expresar su “rabia porque en un país civilizado no se puede morir por un puente que se derrumba”.

El ministro, miembro del partido antisistema Movimiento 5 Estrellas, recalcó que quienes sean responsables de “esta tragedia injustificable deben ser castigados” y arremetió contra las empresas que gestionan las autopistas italianas, “a las que desembolsamos los peajes más caros de Europa mientras ellos pagan concesiones a precios vergonzosos”, recalcó ante los medios.

FuenteEuropa Press
Compartir