Ubicación de la isla de Lombok (Indonesia), afectada por el terremoto.
Ubicación de la isla de Lombok (Indonesia), afectada por el terremoto. / EFE
Publicidad

Al menos 98 personas han muerto y 236 han resultado heridas como consecuencia del seísmo de magnitud 7 registrado en la costa de la isla indonesia de Lombok, afectada posteriormente por un tsunami de baja intensidad, según un nuevo balance de víctimas divulgado en la jornada de ayer por las autoridades locales.

El portavoz de la Agencia para la Gestión de Desastres del país (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, aseguró en rueda de prensa que no hay extranjeros entre los fallecidos, aunque el Gobierno no da por cerrado el balance.

Más de 13.000 casas se vinieron o sufrieron daños por los temblores, mientras que el número de desplazados supera los 20.000. La Cruz Roja indonesia ha informado de que ha atendido en uno de sus puestos a una mujer que estaba de parto y que ha incluido entre los nombres de su hijo ‘Gempa’, que significa terremoto.

Alrededor de 200 españoles se encuentran en el Aeropuerto Internacional de Lombok (Indonesia) a la espera de vuelos que salieron ayer y seguirán saliendo hasta el jueves, según la última información publicada por la embajada de España en Yakarta en su cuenta de Twitter.

Indonesia está situada en el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, donde coinciden varias placas tectónicas que causan el 90 por ciento de la actividad sísmica del mundo, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

En esta zona hay cerca de 130 volcanes activos, más que ningún otro país. Las últimas erupciones del Monte Agung entre 1963 y 1964 dejaron más de 1.000 muertos y cientos de heridos.

200 españoles

Alrededor de 200 españoles se encuentran en el Aeropuerto Internacional de Lombok (Indonesia) a la espera de vuelos que saldrán entre este lunes y el jueves, según la última información publicada por la embajada de España en Yakarta en su cuenta de Twitter.

La embajada desaconseja volar en los próximos días tanto a Lombok como a las tres islas Gili, que han sido evacuadas. En cuanto a la vecina Bali, no se ha informado de riesgos y el aeropuerto está abierto pero se recomienda estar pendiente de las noticias y consultar previamente los consejos de viaje en la página web del Ministerio de Exteriores.

Personal de la sección consular de la embajada española en Yakarta se ha desplazado al aeropuerto de Lombok para prestar asistencia a los españoles pendientes de evacuación, fundamentalmente facilitar información y expedir salvoconductos para poder viajar a quienes perdieron su documentación.

La embajada está en contacto con las autoridades locales y la Protección Civil indonesia, que es quien está al mando de la evacuación. Para las evacuaciones desde las islas de Gili, la embajada recomienda seguir las indicaciones de las autoridades locales y comprobar que las embarcaciones cumplen con condiciones mínimas de seguridad. Los barcos están llegando al puerto de Bangsal y las autoridades están trasladando a las personas al aeropuerto internacional, que está operativo pero se esperan retrasos.

Hasta este momento, la embajada no tiene constancia de que haya españoles entre las víctimas del terremoto, que fue de magnitud 7 y causó la muerte a al menos 90 personas, informaron a los medios de comunicación fuentes de la Oficina de Información Diplomática (OID).

La embajada está publicando información y respondiendo a mensajes a través de su cuenta de Twitter (@EmbEspIndonesia) y creó una lista de difusión en whatsapp para los evacuados de Lombok y de los islotes de Gili.

Teléfono de emergencias

El teléfono de emergencias está reservado para los evacuados de Lombok y Gili y, aunque está saturado de llamadas sí se puede mandar un whatsapp para solicitar entrar en el grupo de difusión (+6281380013988). Las autoridades indonesias también pusieron a disposición un teléfono de asistencia para turistas extranjeros (+62 878 64124151).

Para los familiares en España, Exteriores puso a su disposición una cuenta de correo electrónico (unidaddecrisis@maec.es) para que faciliten información sobre las personas que se encuentren sobre el terreno. En todo caso, la embajada está pidiendo calma porque en los aeropuertos se esperan retrasos y la cobertura móvil no es buena.

Una española residente allí, Marta Cerezal, relató que las autoridades están transmitiendo calma y pidiendo ayuda para los habitantes del norte, donde el temblor fue más intenso.

FuenteEuropa Press
Compartir