Aumentan a 131 los fallecidos por el terremoto en la isla de Lombok

Los servicios de emergencia siguen buscando a víctimas entre los restos de los edificios

24
Terremoto en Lombok
Miembros del personal de rescate trabajan en la búsqueda de víctimas de un terremoto en la isla de Lombok. / efe
Publicidad

Al menos 131 personas perdieron la vida por el terremoto de magnitud 6,9 que afectó el domingo a la isla indonesia de Lombok, según un nuevo balance de víctimas confirmado ayer por la Agencia para la Gestión de Desastres (BNPB) del archipiélago asiático.

Los servicios de emergencia aún siguen buscando a víctimas entre los restos de los edificios que se vinieron abajo por los fuertes temblores. “No sabemos con claridad cuántas personas están vivas bajo los escombros”, afirmó el portavoz del BNPB, Sutopo Purwo Nugroho, durante una rueda de prensa en Yakarta.

En este sentido, advirtió de que “es un momento clave para la evacuación inmediata” de los posibles supervivientes. El martes, una mujer fue rescatada con vida del interior de la tienda donde trabajaba en la localidad de Pemenang, en la parte norte de Lombok.

Miles de turistas abandonaron la isla, donde se registraron más de 200 réplicas desde el domingo. Las autoridades calculan que unos 8.400 turistas y trabajadores han sido evacuados de las tres islas Gili, un popular destino para los extranjeros por sus playas.

La Comisión Europea anunció ayer que destinará un total de 150.000 euros en ayuda de emergencia para las comunidades afectadas por los recientes terremotos en la isla indonesia de Lombok, con la cual pretende llegar de manera directa a 4.000 personas de los distritos del norte y el este de la isla.

Así, Bruselas apoyará a la Cruz Roja indonesia a través del Mecanismo europeo de protección civil, en la distribución de material para alojamiento urgente, mantas, colchones y kits de higiene personal. Los fondos europeos también servirán para asegurar el acceso de la población local a agua potable, asistencia sanitaria básica y apoyo psicológico, según el comunicado del Ejecutivo comunitario.

Plan International advirtió del riesgo que corren las niñas de sufrir violencia, abusos sexuales y tráfico de personas después de tragedias como el terremoto de la isla indonesia de Lombok, que ha dejado más de un centenar de muertos y unos 20.000 desplazados.

La directora de incidencia política de Plan, Emilia Sánchez, alertó de que, “cuando se producen catástrofes de esta magnitud, las niñas están enormemente expuestas a la violencia física y sexual, el tráfico de personas o el matrimonio infantil”.