Al menos un muerto y 11 heridos en Perú por un seísmo de 7,5 de magnitud

El terremoto sacudió gran parte de Sudamérica y tuvo su epicentro en la Amazonia peruana

46
Imagen facilitada por los bomberos de Perú donde se ven los daños causados por el seísmo en Yurimaguas.
Publicidad

Al menos una persona murió y otras cinco resultaron heridas ayer en Perú durante el terremoto de 7,5 grados de magnitud en la escala de Richter que sacudió gran parte de Sudamérica y cuyo epicentro se ubicó en la Amazonía peruana, según informó el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN).

La persona fallecida murió a causa del desprendimiento de una roca durante el sismo en la región de Cajamarca, en el norte de los Andes peruanos, uno de los siete departamentos de Perú donde se registraron daños tanto personales como materiales.

La mayoría de los heridos se encuentran en la ciudad amazónica de Yurimaguas, la más cercana al epicentro del terremoto, adonde a primera hora de ayer llegó el presidente de Perú, Martín Vizcarra, junto a dos ministras para hacer una evaluación de los daños en primera persona.

El balance de daños del COEN también incluye a 51 familias damnificadas y a otras 36 afectadas por daños de menor consideración en sus domicilios.

El movimiento telúrico también dejó 54 viviendas inhabitables, cuatro centros de salud colapsados y otros dos afectados, así como cinco escuelas y dos iglesias también afectadas.

Asimismo, se registraron numerosos derrumbes parciales de viviendas rústicas y de infraestructura vial, como el puente que comunica la ciudad de Yurimaguas con la de Tarapoto, la capital de la región de San Martín.

Antes de dirigirse a ese lugar, Vizcarra garantizó que habrá ayuda humanitaria inmediata para los damnificados y logística para recuperar la infraestructura dañada.

El sismo también provocó el bloqueo de carreteras en las siete regiones afectadas por el desprendimiento de tierras y rocas y el corte del suministro eléctrico en varias ciudades, como Yurimaguas.

El terremoto ocurrió a las 02:41 hora local (07:41 GMT), con su epicentro ubicado dentro de la reserva nacional de Pacaya Samiria, en Loreto, una zona poco poblada de la Amazonía peruana, y duró alrededor de un minuto.

Su profundo origen, a 141 kilómetros bajo la superficie terrestre, hizo que se diluyera su poder de destrucción, pero su onda sísmica tuvo mayor alcance y se sintió a miles de kilómetros del epicentro hasta llegar a capitales sudamericanas como Lima, Quito y Bogotá.

En Ecuador, cuyo Instituto Geofísico estimó el terremoto en 8,03 grados de magnitud en la escala de Richter, se reportaron al menos seis heridos de diversa consideración en varias provincias.

En Colombia, el Servicio Geológico calificó el sismo de 8,3 grados de magnitud en la escala de Richter y su sacudida se sintió en Bogotá y otras regiones, donde se activaron sirenas de emergencia y centenares de personas abandonaron sus viviendas.