Las autoridades afganas revisan el lugar donde Estado Islámico ha perpetrado el ataque en Kabul.
Las autoridades afganas revisan el lugar donde Estado Islámico ha perpetrado el ataque en Kabul. / efe
Publicidad

Al menos 32 personas murieron y otras 52 resultaron heridas ayer en el oeste de Kabul como consecuencia de un atentado perpetrado por un suicida y reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico coincidiendo con la celebración del Nouruz, el Año Nuevo persa, informó la cadena de televisión privada Tolo. El anterior balance era de 29 muertos y más de 50 heridos. La Provincia del Jorasán, la filial afgana de Estado Islámico, reivindicó la responsabilidad por el ataque, en un mensaje publicado en la agencia de noticias afín Amaq y ha difundido una imagen del suicida armado con un fusil y un proyectil.

El atentado tuvo lugar en el oeste de Kabul, en la zona de Karte Saji, cerca del hospital Alí Abad y la Universidad de Kabul, en un momento en el que se estaban congregando decenas de personas para la celebración del Nouruz, el Año Nuevo Persa. El jefe de la Policía de Kabul, Dawood Amin, explicó que las fuerzas de seguridad habían recibido alertas sobre las amenazas de ataque durante la celebración del Nouruz.

El presidente afgano, Ashraf Ghani, condenó el ataque suicida, expresó sus condolencias a las familias de los fallecidos y dio órdenes para que se dé la atención médica necesaria a todos los heridos para que se recuperen.

Por su parte, el comandante de la misión de la OTAN ‘Apoyo Resuelto’, el general estadounidense John Nicholson, manifestó su repulsa por el atentado y dijo que es una muestra del “salvajismo” de los terroristas. “El último ataque de los enemigos del pueblo de Afganistán muestra una vez más su salvajismo e inhumanidad”, afirmó. “Ha sido un ataque indiscriminado contra civiles inocentes”, recalcó.

El jefe de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA), Tadamichi Yamamoto, condenó el ataque y lamentó que se haya perpetrado en pleno Nouruz. “El atroz ataque va en contra del significado del Nouruz, un tiempo de celebración y renovación y un tiempo para promover los valores de la paz”.