Un militar rescatando a un bebé tras el ataque de ayer contra un desfile militar en la ciudad iraní de Ahva.
Un militar rescatando a un bebé tras el ataque de ayer contra un desfile militar en la ciudad iraní de Ahva. / EFE
Publicidad

Al menos 29 personas murieron, en su mayoría miembros de las fuerzas de seguridad, y otras 50 resultaron heridas en un ataque perpetrado por varios individuos armados este sábado contra un desfile militar en la ciudad iraní de Ahvaz, en el suroeste del país, según el último balance ofrecido por la agencia Mehr.

Esta cifra contrasta con la ofrecia por el jefe de la Fuerza Aérea, el general Abolfazl Shekarchi, que indicó a la agencia Tasnim que hay quince muertos, entre ellos un niño. Entre los fallecidos, en base a las informaciones anteriores, habría al menos ocho miembros de los Guardianes de la Revolución y un periodista. Las autoridades advirtieron de que el balance podría aumentar debido a la gravedad de los heridos.

El portavoz de las Fuerzas Armadas, el general de brigada Abolfazl Shekarchi, informó de que el atentado fue obra de cuatro terroristas, tres de los cuales fueron abatidos y el cuarto fue detenido y está siendo interrogado. Según indicó, los asaltantes disparó desde un parque situado detrás de la tribuna de las autoridades.

Según la agencia Fars, intentó disparar contra las autoridades y altos cargos militares presentes, entre los que estaban el gobernador provincial y el gobernador de Ahvaz, que han resultado ilesos.

“Individuos disfrazados con uniformes de Guardianes de la Revolución y de la milicia Basij han disparado contra las autoridades y los ciudadanos desde detrás de la tribuna, dejando a un número de inocentes, incluidas mujeres y niños muertos o heridos”, denunció el gobernador de Juzestán, Gholamreza Shariati.

“Pese a la intensidad del ataque contra la tribuna de las autoridades, ninguno de ellos ha resultado herido gracias a la rápida reacción de las fuerzas de seguridad”, resaltó el gobernador.

Autoría del ataque

La Resistencia Nacional de Ahwaz, una coalición de grupos árabes secesionistas que lucha por los derechos de la minoría árabe en Juzestán, reivindicó la autoría del ataque. En declaraciones a Reuters, el portavoz de esta organización, Yaghub Hur Totsari, dijo que están detrás del mismo pero no ha aclarado qué grupo en concreto si bien ha identificado a uno de los asaltantes por las iniciales A. M.

La Resistencia Nacional de Ahwaz es una organización que aglutina a todos los movimientos armados y uno de los dos grupos que se identifica con el Movimiento de Lucha Árabe para la Liberación de Ahwaz. Este último es un grupo nacionalista separatista al que Teherán considera organización terrorista.

Previamente, el portavoz de los Guardianes de la Revolución, Ramezan Sharif, dijo a la agencia IRNA que los asaltantes son miembros de un grupo terrorista respaldado por Arabia Saudí. “Los individuos que han disparado contra ciudadanos y las fuerzas armadas durante el desfile están vinculados al grupo Al Ahwaz, que está alimentado por Arabia Saudí”, afirmó.

Niños y periodistas

Por su parte, el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, atribuyó el atentado públicamente, en el que destacó que hay niños y periodistas entre las víctimas, a “terroristas reclutados, entrenados, armados y pagados por un régimen extranjero”.

“Irán responsabiliza a los patrocinadores del terrorismo regional y a sus amos de Estados Unidos por tales ataques”, añadió Zarif en un mensaje en su cuenta de Twitter, en clara alusión a Arabia Saudí, archienemigo de Teherán. “Irán responderá de forma rápida y decidida en defensa de las vidas de los iraníes”, prometió.

El ataque se enmarca en el inicio de la Semana de la Defensa Sagrada, a la que se ha dado comienzo este sábado con un desfile en Teherán en el que estuvo presente el presidente del país, Hasán Rohani.