El fiscal de Agrigento, Luigi Patronaggio espera a embarcar junto a varios inmigrantes abordo del barco ‘Diciotti’.
El fiscal de Agrigento, Luigi Patronaggio espera a embarcar junto a varios inmigrantes abordo del barco ‘Diciotti’. / EFE
Publicidad

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, pidió ayer el desembarco “urgente” e “inmediato” de las aproximadamente 150 personas que se encuentran a bordo del barco de la Guardia Costera italiana ‘Diciotti’ ante la negativa del Gobierno italiano a acogerlos.

“A lo largo de la Historia, Europa ha reconocido su obligación moral y legal fundamental de ayudar a las personas que huyen de la guerra, la violencia y la persecución”, afirmó Grandi en un comunicado oficial.

“Ha llegado el momento de poner fin a los bandazos de los países que compiten a la baja para acoger una menor responsabilidad por personas rescatadas en el mar. Es peligroso e inmoral poner en peligro la vida de refugiados y solicitantes de asilo mientras los Estados juegan al tirasoga político sobre las soluciones a largo plazo”, añadió.“Mientras continúan estos debates, hay personas aterrorizadas que quizá necesiten protección internacional atrapadas en la vorágine de la política. Se merecen un trato digno”, argumentó Grandi.

Por todo ello pide el “desembarco inmediato” de los náufragos rescatados y que están en el ‘Diciotto’ en el puerto de Catania, Sicilia, desde el pasado 20 de agosto, ya que “la mayoría proceden de países que generan refugiados”.

Por contra, ACNUR valora a los países que se han ofrecido ya a acoger a los rescatados del Mediterráneo “ejemplo de los beneficios de una postura colaborativa”. Sin embargo, alerta de un planteamiento “‘ad hoc’” y pide una solución a largo plazo y recuerda que en lo que va de año más de 1.600 personas han muerto intentando llegar a Europa por mar. “Los europeos vienen de los horrores de la Segunda Guerra Mundial y fueron los arquitectos clave de la Convención de los Refugiados de 1951, que consagra en el Derecho Internacional el derecho fundamental a pedir asilo”, recordó.

“Los principios de esta Convención, fruto de los valores europeos de solidaridad y derechos humanos, han resistido la prueba del tiempo y hemos cosechado los beneficios de la unidad, la buena voluntad y la prosperidad. Insto a los Estados europeos a respetar estos principios y hacer lo correcto ofreciendo asilo a la gente rescatada del Mediterráneo en un momento de necesidad”, apostilló.

Problemas de salud

La Oficina de Salud Marítima del puerto de Catania ha ordenado el desembarco de 16 de los 134 inmigrantes atrapados en el barco de la Guardia Costera italiana ‘Diciotti’ ante la negativa del Gobierno a acogerlos.
Y es que, un equipo de médicos y de inspectores del Ministerio de Sanidad subieron a bordo del patrullero ayer para examinar a los inmigrantes, dos de ellos con síntomas de padecer tuberculosis.

El examen médico certificó violaciones de algunas de las mujeres que fueron agredidas durante su estancia en los campamentos libios y que ahora padecen traumas físicos y psicológicos. Además se han podido certificar dos casos graves de sarna.

Por todo ello, el equipo recomendó el desembarco de estas 18 personas, que se suman a los 27 menores de edad que ya pudieron pisar tierra hace unos días. Todos pertenecen a un grupo de más de 150 inmigrantes que están en el ‘Diciotti’ en el puerto de Catania, Sicilia, desde el pasado 20 de agosto tras ser rescatados en el Mediterráneo.

La política de “puertos cerrados” del Gobierno, impulsada por el ministro del Interior y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, exige una solución europea para el reparto de los inmigrantes. El propio Salvini despreció las numerosas protestas y peticiones para que acceda a desembarcar a los inmigrantes del ‘Diciotti’. “Estoy muy tranquilo y estoy trabajando con buenas perspectivas para una solución positiva: cada queja es una medalla para mí”, argumentó.