Abe promete reconstruir los daños del terremoto de 2011 con otro plan

El primer ministro nipón señala que tendrá una duración de cinco años, como el anterior.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, prometió ayer elaborar un nuevo plan de cinco años para acelerar la reconstrucción tras el terremoto y posterior tsunami ocurrido el 11 de marzo de 2011 que provocó el peor desastre nuclear desde Chernobil, que mantiene todavía a miles de personas fuera de sus hogares.

El terremoto, de 9 de magnitud en la escala Richter, provocó un gran tsunami que arrasó la costa del Pacífico de Japón y acabó con la vida de más de 20.000 personas, además de generar explosiones y fusiones en la planta nuclear Fukushima Daiichi.

Todavía queda mucho por hacer, con muchas localidades tratando de ofrecer empleos y viviendas permanentes a miles de residentes, reconoció Abe en rueda de prensa, añadiendo que el Gobierno preparará un nuevo plan de reconstrucción de cinco años para este verano.

“En el Gobierno Abe daremos todo el apoyo necesario para las personas en las zonas devastadas, que están trabajando tan duro para reconstruir sus vidas y salir adelante”, aseguró el primer ministro.

“El actual plan de reconstrucción intensivo de cinco años expira el próximo marzo, pero elaboraremos otro plan para los próximos cinco años para este verano”, añadió Abe.

El primer ministro no quiso dar ningún detalle sobre el presupuesto, al margen de que se decidirá en conversaciones con los gobiernos locales. Se estima que el Gobierno pagó hasta 50.000 millones de dólares a las tres regiones más afectadas por el desastre natural.

Por otra parte, Abe aseguró que el Gobierno seguirá sin escatimar esfuerzos para hacer frente al problema del agua contaminada de la central de Fukushima, así como para el desmantelamiento de la central nuclear.

Desde el terremoto, Japón destinó más de 15.000 millones de dólares a un proyecto sin precedentes para rebajar la radiación en localidades próximas a la central, apilando la basura contaminada en 88.000 instalaciones de almacenaje próximas.

Tokio prevé construir una instalación de almacenaje permanente en varias localidades abandonadas debido al accidente, pese a la oposición de algunos residentes, una decisión que Abe ha aludido agradeciendo a los que están conformes con el plan.

“Nosotros en el Gobierno seguiremos haciendo todo lo posible para afrontar la cuestión del agua contaminada así como para desmantelar la planta”, aseveró. “Puede que solo sean pasos lentos, pero la reconstrucción definitivamente está avanzando hacia una nueva fase”, añadió.

Shinzo Abe, junto con el emperador japonés Akihito, asistirán en el día de hoy a diversas ceremonias para conmemorar el aniversario del terremoto. El metro de Tokio anunció que parará durante un minuto sus trenes a las 14:46 horas (6:46 hora española), en homenaje al momento en el que se produjo el fatal seísmo.

FuenteEuropa Press 
Compartir