Vino y patrimonio centran las cinco rutas turísticas en torno a ‘Eucharistia’

Su objetivo es atraer a un mayor número de visitantes a Aranda de Duero (Burgos) y sus alrededores y conseguir que se queden más tiempo para dinamizar la economía.

0

‘Eucharistia’ debe ser algo más que un gran evento cultural y artístico, se debe convertir en un elemento generador de riqueza para la zona de influencia de la última exposición organizada por la Fundación Las Edades del Hombre. Por eso, la Junta de Castilla y León ha elaborado un completo programa a su alrededor que permita atraer a más turistas hacia Aranda de Duero (Burgos), localidad en la que se celebra, y sus alrededores.

Dado que estas tierras son ricas en patrimonio cultural y, mucho más, en riqueza enológica gracias a las numerosas bodegas y viñedos que rodean la localidad burgalesa, buena parte de ese programa se centra en el vino y la uva.

Así, la Consejería de Cultura ha creado cinco rutas turísticas que se están promocionando a nivel nacional e internacional junto a la exposición, que permanecerá abierta hasta el próximo 10 de noviembre. Su objetivo es, además de incrementar el número de visitantes, prolongar la estancia de los mismos y aumentar el gasto turístico en torno a ‘Eucharistia’.

Los cinco itinerarios han sido diseñados teniendo como base los 19 conjuntos históricos-artísticos situados en el entorno de 70 kilómetros alrededor de Aranda de Duero. En ellos se propone la visita a 43 localidades y más de 140 recursos turísticos entre castillos, monasterios, palacios, iglesias, museos, yacimientos arqueológicos, centros de interpretación o casas del parque, entre otros.

Todas se ofertan bajo los títulos ‘La Ribera del Duero: monasterios, villas romanas y otras localidades singulares’; ‘Atalayas medievales y el románico soriano’; ‘Por las provincias de Burgos y Valladolid’; ‘Villas medievales y ducales en la Ribera del Arlanza’, y ‘Los pinares, las hoces y la sierra segoviana’.

Todas están organizadas como rutas temáticas, basándose en áreas geográficas y se promocionan a través de la edición de un folleto turístico distribuido en todas las oficinas de turismo de Castilla y León, en las locales de la Ribera del Duero y los puntos informativos de la propia villa de Aranda de Duero. También se ofrecen en todas aquellas oportunidades de promoción fuera de Castilla y León como la asistencia a ferias de turismo.

Además, la información y los itinerarios están disponibles a través de los soportes online, web y redes sociales, donde se llevan a cabo promociones como ‘La pieza de la semana’ y ‘De visita a Las Edades, te recomendamos…’. Adicionalmente, la información sobre estas rutas turísticas se puede descargar en la aplicación móvil de Las Edades del Hombre..

Monumentos abiertos

Como complemento a estas propuestas y con el fin de incrementar la oferta turística y hacerla más atractiva, se ha organizado también un programa de apertura de monumentos en el entorno de Aranda de Duero. Estas construcciones abrirán los fines de semana de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 horas.

Los monumentos abiertos son las iglesias de la Asunción en Roa de Duero, Santa María en Gumiel de Izán, Santa Águeda en Sotillo de la Ribera, Santa Ana en Peñaranda de Duero, San Andrés Apóstol en Zazuar, así como los monasterios de las Madres Dominicas en Caleruega, y el de La Vid, de los Padres Agustinos, además de la iglesia de San Nicolás de Bari en Sinovas, donde se exhibirá temporalmente parte de la colección del Museo de Arte Sacro de San Juan, en Aranda de Duero, uno de los templos sede de la exposición de Las Edades del Hombre.

Tarjeta las edades

Por último, los visitantes de la muestra pueden conseguir la tarjeta turística Las Edades a la que se han adherido 353 empresas con importantes descuentos en restauración, alojamiento, enoturismo o visitas turísticas.

La última exposición de Las Edades del Hombre se ha consagrado como un éxito más en Castilla y León. Así, la semana pasada alcanzó ya los 25.000 visitantes llegados de distintos puntos de España. Todos y cada uno de ellos pueden contemplar piezas llegadas desde iglesias y monasterios de España. Muchas de ellas no han salido nunca de las instalaciones que las custodian de forma habitual.