Vestas no cederá los terrenos ni las instalaciones de su planta de León

La multinacional cierra una de las opciones planteadas por el Comité de Empresa y la Junta

91
20 01
Una de las manifestaciones que los trabajadores de Vestas han llevado a cabo en los últimos meses. / europa press
Publicidad

Vestas comunicó ayer al Comité de Empresa que no está en “disposición alguna” de asumir la cesión de los terrenos y las instalaciones de la planta ubicada en Villadangos del Páramo, por lo que “de forma rotunda niega la posibilidad de dar viabilidad a que la factoría sea atractiva para cualquier otro grupo inversor”.

Según informaron fuentes de CCOO, tras este anuncio “es necesario la celeridad e inmediatez del Gobierno de España, que tienen que forzar a encaminar un acuerdo al mantenimiento con garantías de ceder las instalaciones”.

“Es necesario trabajar noche y dia ya que el tiempo se agota, y el acuerdo entre Vestas y Gobierno ha de ser inmediato y con garantías”, según pidió CCOO, quien considera que el ministerio de Industria e incluso el propio presidente Pedro Sánchez “debe de tener el compromiso de no permitir en lo que se puede convertir la provincia de León” con el “absoluto” desmantelamiento industrial, con la situación de la minería, las centrales térmicas y ahora también las renovables.

“España necesita una política energética seria y manteniendo el mix energético y con todas sus fuentes, mirando de cerca las de futuro como es el caso de las renovables con Vestas”, aseveró CCOO, quien exige “voluntad política” del Gobierno de España “ante el atropello y desconsideración” que se está produciendo. Igualmente, se pide actuaciones inmediatas encaminadas a la defensa de la Industria y su empleo.

Por su parte, la consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, acusó a la multinacional danesa Vestas de hacer una política industrial que, a pesar de “presumir” de ser “verde”, es “un poco negra, un poco sucia”, ante el anuncio de cierre de la factoría de Villadangos del Páramo, en León, algo que “no les saldrá gratis”.

Del Olmo señaló antes de asistir a la inauguración del Congreso de Servicios Energéticos ‘ESES’ que actualmente se trabaja para que el Parlamento Europeo intente “de alguna manera” sancionar a Vestas y buscar una “alternativa industrial”.
“A Vestas no le va a salir gratis dejar en la calle a 500 trabajadores”, concluyó.