Durante los meses de junio y julio se ha alcanzado la “histórica” cifra de 429 alumnos matriculados. / europa press
Publicidad

Cerca de 2.000 alumnos extranjeros, procedentes de hasta 18 países, llegan cada año a Valladolid para aprender español en los cursos que ofrece la Universidad (UVA) y que cada vez “atraen” a más estudiantes por “la inmersión total” que facilita, la “seguridad” de una ciudad que “sin ser grande ofrece numerosas posibilidades” y por una “experiencia” que avalan sus más de 50 años de docencia en este área.

“Valladolid está sacando la cabeza en este segmento en los últimos años”, advirtió la directora académica de los Cursos de Español, María Nieves Mendizábal a los medios. Así, recordó que, durante los meses de junio y julio, se ha alcanzado la “histórica” cifra de 429 alumnos matriculados, un número “nunca antes alcanzado”.

Barcelona, Madrid y Salamanca siguen siendo la referencia en este sentido, si bien desde la UVA se muestran muy satisfechos de la evolución que ha tenido desde que comenzó la experiencia. “Tenemos una gran materia prima, contamos con Valladolid como cuna del español, pero aparte hay una gran implicación no solo de la Universidad, sino también del Ayuntamiento y, en definitiva, de la ciudad”, explicó Mendizábal que incidió en que una de las principales fortalezas es la inmersión que ofrece.

“Al contrario que en las grandes capitales o en Salamanca, con experiencia desde hace mucho tiempo, aquí el número de estudiantes no es tan amplio, lo que limita los contactos entre ellos y facilita la comunicación en español durante toda su estancia”, explicó ante los medios de comunicación María Nieves Mendizábal.

Los alumnos, que permanecen en la Universidad de Valladolid entre tres y ocho semanas, aprenden gramática, cultura española y expresión oral, así como contenidos más específicos configurados dentro de cursos como Español para la Salud, Español para los Negocios o Formación de Profesores de Español.

“Cada año se amplía la procedencia de los alumnos a nuevos países y distintas nacionalidades y observamos que Valladolid está cada vez más demandada como destino para aprender español. Una vez conocen la ciudad y su universidad, más alumnos se animan a venir”, explicó la directora académica que insiste en que, además del buen hacer del profesorado, “la promoción y comunicación de estos cursos” y el “boca a boca” está detrás de este “crecimiento notable”, afirmó.

Los países

Los alumnos proceden de hasta 18 países diferentes, entre los que destacan, por volumen de participantes, Estados Unidos, China, Australia, Rusia, Japón e Italia. Completan el total de nacionalidades los estudiantes llegados de Alemania, Bélgica, Brasil, Costa de Marfil, Grecia, India, Malasia, México, Mozambique, Reino Unido, Tailandia y Vietnam.

Por universidades, sobresalen los grupos llegados desde especialmente Estados Unidos, concretamente de Tucson (Arizona), Iowa City (Iowa), Belmont (Tennessee), Kutztown (Pensilvania), Akron (Ohio), Colorado (Denver), Eau Claire (Wisconsin), San Marcos (California), San Bernardino (California), San Luis Obispo-Cal Poly (California), Springfield-Drury (Misuri) y Atchison-Benedictine College (Kansas).

Nieves Mendizábal incidió ante la prensa en el auge de estudiantes australianos. De hecho, la pasada semana el Centro de Idiomas recibió a 43 estudiantes de español provenientes de la Universidad de Sydney, en Australia.