Unicaja busca un peso superior al 70% en la fusión con España-Duero

El protocolo firmado en abril por ambas fijaba una participación del 63% para la entidad andaluza y del 37% para la castellana y leonesa

Unicaja y Caja España-Duero aceleran las negociaciones para sellar un acuerdo definitivo de integración durante las próximas semanas, que podría otorgar a la caja andaluza un porcentaje en el nuevo grupo por encima del 70 por ciento, según confirmaron fuentes del sector.

El acuerdo aún no está cerrado y los porcentajes no están definidos, pero estas fuentes apuntan a que quedarán lejos de lo que las dos cajas contemplaron en el protocolo de intenciones fijado en abril.

Las entidades financieras concretaron entonces una participación del 63 por ciento para Unicaja y del 37 por ciento de Caja España-Caja Duero, pero en la actualidad la negociación llevaría a la caja andaluza a situarse por encima del 70 por ciento, lo que dejaría la representación de las cajas castellano y leonesas por debajo del 30 por ciento.

La ‘due diligence’ llevada a cabo en el mercado de la integración para determinar la situación de las entidades ha obligado a «afinar» estas cifras. Fuentes financieras aseguran que «aún no se ha cerrado» ningún acuerdo y que los porcentajes de representación aún pueden oscilar, pero aseguran que todo va «razonablemente bien».

De hecho, el presidente de Caja España-Duero, Evaristo del Canto, ha comenzado un ‘road show’ por varias provincias, entre las que se encuentra Soria, Valladolid o León, para informar a los miembros de la entidad de la situación del acuerdo de integración.

Caja España y Caja Duero celebrarán una asamblea extraordinaria el próximo 5 de septiembre para ratificar el acuerdo de segregación de la actividad financiera de la entidad a favor del Banco de Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria, y para autorizar al consejo a que «adopte y ejecute los acuerdos necesarios» instrumentar, en su caso, la entrada en la entidad del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) si esta operación no fructifica. La idea es, por tanto, que la integración esté lista antes de esa fecha, según indican estas mismas fuentes. Ambas entidades ultiman los detalles a falta de poco más de un mes para que expire el plazo dado por el Banco de España para concluir el proceso de recapitalización.

El organismo supervisor cifró en marzo en 463 millones las necesidades de capital de Caja España-Duero para alcanzar el 10 por ciento de ‘core capital’, mientras que Unicaja cumple con los requisitos establecidos. El grupo que resulte de la integración de Unicaja y Caja España-Caja Duero se constituirá como el tercer grupo de cajas con ejercicio indirecto de la actividad financiera, con un volumen de activo total de en torno a 81.000 millones, según datos a cierre de 2010. La unión de Unicaja y Caja España-Duero presenta una gran complementariedad, sinergias y diversificación en el negocio, un liderazgo en sus respectivas regiones de origen, así como una sólida posición de recursos propios de partida.

FuenteEP  VALLADOLID
Compartir