Unas 30 personas se concentran en Burgos para exigir el cierre de Garoña

1

Unas 30 personas se concentraron ayer en Burgos para exigir el cierre definitivo de la central nuclear de Santa María de Garoña, coincidiendo con el aniversario del accidente de la planta de Three Mile Island de Pensilvania (EE UU).

El portavoz de Ecologistas en Acción en Burgos, Luis Oviedo, explicó que esta acción pretende reivindicar “una vez más” el cierre definitivo de la central burgalesa, más de dos años después de su cese de actividad.

Luis Oviedo recordó que existe un procedimiento abierto ante el Ministerio de Industria para una conceder una prórroga de seis años a la planta y explicó que, en caso de que se conceda, la central deberá cumplir con las “complejas exigencias” provenientes de la Unión Europea.

También recordó que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) exigió a la propietaria de Garoña unos trabajos de revisión de sus instalaciones para iniciar los trámites de solicitud de la prórroga y advirtió que este proceso supondrá un “costo importante”, al igual que su parada.

En caso de autorización, el portavoz de Ecologistas en Acción de Burgos explicó que la central debería acometer unas obras que durarían más de dos años, por lo que instó a los diferentes partidos políticos que concurran a las elecciones este año a que tomen la decisión del cierre definitivo de la única central nuclear que hay en Castilla y León.