Alfonso Fernández Mañueco
Alfonso Fernández Mañueco en el patio de El Ayuntamiento de Cuéllar, tras su entrevista. / c.n.
Publicidad

— Acaba de comenzar la campaña electoral y el camino al 26 de mayo, ¿cómo ha afrontado esta campaña el Partido Popular tras los resultados de las elecciones nacionales Se ha replanteado o se sigue con fidelidad lo marcado en un principio?

— La llevamos con mucho ánimo. En términos deportivos, “son partidos totalmente distintos, ahora tenemos un partido que vamos a ganar, a por todas, a llevarnos los puntos de partido”. Llevamos la campaña como la teníamos diseñada: centrados en Castilla y León, en su gente. Quien me conoce sabe que soy una persona moderada, sensata, preocupado por el bienestar de la gente y ahí estamos haciendo especial hincapié. Creo que tenemos las ideas claras, una experiencia de gobierno sobre la que se cimenta nuestro proyecto de futuro, creación de empleo y oportunidades, garantía de los servicios públicos y compromiso con el mundo rural.

— Entrando en materia de campaña, ¿es la despoblación la palabra de moda? Lleva afectando mucho tiempo a comunidades como Castilla y León pero ahora está en vigor. ¿Llegarán a tiempo las medidas que se están proponiendo?

— La despoblación lleva décadas, antes siquiera de la existencia de democracia en nuestro país, y además es un problema no solo de Castilla y León; lo es del interior de España y amplias zonas de Europa, tanto despoblación como envejecimiento. Lo que ha hecho el Partido Popular de Castilla y León es poner la despoblación en el centro de la política de España y Europa. Lo que hemos hecho en el pasado es garantizar los servicios públicos en el territorio, que no haya ciudadanos de primera y de segunda en cuanto a la sanidad, la educación, los servicios sociales… Somos en eso un ejemplo. Pero queremos ser los mejores en todo y hay que apostar por una opción de futuro y oportunidades, y para tenerlo tenemos que mejorar los servicios.

Internet y las nuevas tecnologías tienen que llegar a todo el territorio. Tiene que haber una política de vivienda para la incorporación de familias jóvenes y viviendas de alquiler para ellos. Además hay que atraer empresas, industria agroalimentaria, extender la tarifa plana para los autónomos 24 meses en el mundo urbano, pero 30 meses como mínimo en el mundo rural. Son algunas medidas de las que tenemos que implantar.
Venimos de ver una industria vinculada al sector forestal en Sanchonuño; 150 empleos, eso es algo vital, esencial, apostar por el sector forestal, por el regadío. El regadío garantiza un 40% más de población en el mundo rural. Son políticas concretas y tenemos actitud de compromiso con el mundo rural, lo hemos demostrado en los servicios públicos y queremos hacerlo en el crecimiento económico y la creación de oportunidades y empleo en el mundo rural.

— Usted que ha sido alcalde, ¿qué experiencia cree que puede aportar su Alcaldía de Salamanca a la hora de gobernar en la Junta de Castilla y León?

— La política de la cercanía. Quien es alcalde bien sabe que el problema de cada persona es el problema más importante de un servidor público, es su preocupación y nosotros estamos para resolver sus problemas, no para crear más a la gente. Por eso, la experiencia local es muy importante. Lo es que los políticos hayamos pasado antes por los ayuntamientos cuando tenemos responsabilidades de gobierno.

— Los problemas que más preocupaban a los castellanoleoneses en 2018 eran la despoblación -de la que ya hemos hablado- el trabajo y el paro. Ligado a esto, le quiero plantear una pregunta concreta: somos líderes en educación, informes PISA, un prestigio universitario contundente y remarcable, pero ¿no estamos exportando talento? ¿qué podemos hacer para retenerlo?

— Hay que apostar por la retención de talento y por atraer talento de fuera, sean de esta tierra o de otra tierra. A Castilla y León, por tradición, siempre venían los mejores a estudiar, enseñar, trabajar, investigar… y eso es lo que tenemos que conseguir de nuevo. Me preocupa que los jóvenes no puedan quedarse y tener oportunidades en la comunidad, pero me preocupa todavía más que no seamos capaces de atraer ese talento de los jóvenes de Castilla y Léon o de otras comunidades autónomas, también de otras nacionalidades.
Tenemos que ser capaces y estamos desarrollando proyectos de innovación con los grupos de investigación más importantes, aspectos sobre ciberseguridad, ciberterrorismo y ciberdelicuencia, por ejemplo. Hay que apostar por la innovación, no solo por lo tradicional. Tenemos que ser rompedores y atraer el talento, que haya oportunidades para que vengan los mejores y desarrollen sus proyectos aquí.

— Acaba de visitar la localidad de Sanchonuño y parte de sus empresas, que es ahora mismo un lugar puntero a nivel de industria y allí, por ejemplo, no llega la fibra óptica. ¿Qué planes pretende instaurar el Partido Popular para que no se pierdan oportunidades por carencias como estas?

— Una de las primeras medidas que vamos a implantar en los primeros 100 días de mi gobierno será que Internet y la Televisión Digital Terrestre lleguen a todos los rincones de la geografía de la provincia de Segovia y de Castilla y León. Donde hay un ordenador hay una oportunidad de futuro, donde hay Televisión Digital hay una oportunidad de ocio, y por tanto, esas dos cosas, lo que hacen es fijar la población del territorio.

— En cuanto a agricultura y ganadería, dos sectores tan importantes en un lugar como Castilla y León, ¿cuál considera que es la medida más necesaria para la comunidad? En Segovia contamos con la comarca de El Carracillo, muy potente en la industria hortofrutícola, ¿qué medidas deben tomarse entonces en la provincia?

— Primero: alzar la voz para defender la política agraria común; es fundamental. Hay que alzar la voz en Madrid y en Bruselas, donde sea necesario.
En segundo lugar: defender a los agricultores y ganaderos frente a la excesiva burocracia existente actualmente. La europea en la mayoría de casos. Tenemos que ser nosotros los que defendamos, junto al gobierno, exigírselo al Gobierno de España.
Por supuesto, tenemos que apostar por el regadío. Donde hay regadío hay vida, donde hay vida, hay futuro. Como he comentado, donde hay agua hay un 40% más de población y nosotros apostamos por la recarga del acuífero de El Carracillo; otra cosa fundamental. He comprometido mi palabra y vamos a cumplirla.

— Acercándonos al tema más electoral, la experiencia del Partido Popular en la Junta de Castilla y León que les ha otorgado tantos años en el gobierno ha sido para ustedes un beneficio. ¿Qué perjuicios podría traer romper este ciclo que han considerado de prosperidad para la comunidad de Castilla y León?

— El problema no son los años. la cuestión es cómo es la gestión, y nosotros hemos demostrado que somos gestores eficaces, que estamos comprometidos con los grandes servicios públicos como sanidad y educación, dependencia, atención a los mayores, entre otros.

Además somos eficaces en la gestión económica, en temas como impuestos moderados, por ejemplo. Vamos a suprimir, por injusto, el Impuesto de Sucesiones. También apostamos por las políticas activas de empleo para que se sigan teniendo oportundiades en esta tierra.

Nosotros hemos sido capaces, con el proyecto renovado que representa el Partido Popular de Castilla y León que yo lidero en estos momentos, mirar al futuro, seguir creciendo, ambicionar el pleno empleo y que todo esto sea una realidad lo antes posible. Nuestros datos de empleo son mejores que la media nacional: hay ahora más mujeres trabajando que en toda la historia de Castilla y León. Hay un paro muy importante aún , el 32%, pero en la crisis llegamos a estar en el 52% y estamos por debajo de la media nacional. Por eso, tenemos que seguir insistiendo en las medidas políticas que nos han permitido crecer y crear empleo, debemos persistir en ellas.

— Habla de que hay actualmente más mujeres trabajando en Castilla y León que en toda su historia, ¿cómo plantean sus políticas de igualdad ahora que es un tema que abanderan todos los partidos políticos?

— Lo voy a explicar en términos muy claros: soy padre de dos hijas. Quiero que mis hijas tengan las mismas oportunidades que sus amigos en todo, en los estudios, en las oportunidades para encontrar trabajo, que cobren lo mismo, que no haya brecha salarial. Por supuesto, que luchemos con claridad contra la violencia de género; que mis hijas no tengan que venir acompañadas por la noche cuando vuelven a casa de estar con sus amigos.

— Quería hacer referencia al cierre de campaña de Paloma Sanz y Beatriz Escudero en Cuéllar. Fue Escudero quien se dirigió a los votantes, también a los del PP, y habló en términos muy concisos a la hora de pedir el voto animando “a no castigar al PP porque ya lo ha hecho la justicia” o se había logrado de otras maneras. ¿Cómo querría usted pedir el voto hoy, tras los últimos resultados afrontados?

— En primer lugar tendría que pedir el voto con humildad, sobre la experiencia del Partido Popular en Castilla y León y de Juan Vicente Herrera. Esa experiencia es la que va a cimentar un proyecto renovado y de futuro que nos va a permitir garantizar los servicios públicos, apostar por la creación de empleo. Esto es algo en lo que el PP de la comunidad somos imbatibles.

Y también tengo que insistir en algo muy importante: el compromiso con el mundo rural, no solo en esa defensa de los servicios públicos, sino de las necesidades básicas de las que ya he hablado. Lo que de verdad le diría a los votantes es que nosotros somos el partido moderado, el partido del centro y de la derecha, y que somos la garantía frente a Pedro Sánchez. Él va a gobernar España, pero no queremos que gobierne en los ayuntamientos y en Castilla y León; no queremos que gobiernen sus representantes. Por tanto, nosotros somos garantía, estabilidad, seriedad. Y lo que le tenemos que explicar a toda la gente que no confió en nosotros, en el Partido Popular, en estas pasadas elecciones y sí lo hizo en otras, es decirles que las puertas del PP están abiertas y les tendemos la mano para que vengan con nosotros.

— En esta línea y para concluir, mirando al próximo domingo 26 de mayo, al futuro y los jóvenes, ¿qué le diría a alguien que va a votar por primera vez?

— Mi hija votó por primera vez estas elecciones. Lo que le ofrecería al nuevo votante es que tengo una ambición: que en Castilla y León haya oportunidades para que ellos estudien aquí, trabajen aquí, para que puedan montar su propia empresa o puedan investigar aquí. Eso me parece clave, que los jóvenes puedan desarrollar su proyecto de vida en su tierra.
Y si se van, que vamos a hacer todo lo posible para que puedan volver. Después de aprender fuera o enseñar fuera, que también ocurre, que puedan volver y puedan seguir desarrollando su proyecto en Segovia, y en Castilla y León.