Salgado reitera que se revisarán los impuestos pero elude hablar de subirlos

Por su parte, la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, ha advertido hoy de que con el nuevo modelo de financiación autonómica y la reducción del 16 por ciento de las entregas a cuenta que el Gobierno ha anunciado para Castilla y León, no se puede garantizar la prestación de unos "servicios públicos de calidad".

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, insistió hoy en que el Gobierno revisará los impuestos, pero eludió hablar de subirlos, y añadió que aún no es el momento de retirar los estímulos fiscales que se han puesto en marcha con la crisis.

Durante su comparecencia en la Comisión de Economía para explicar el nuevo sistema de financiación autonómica, Salgado señaló que en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado de 2010 primará la austeridad y el mantenimiento del gasto social. Además, agregó que se hará una “consideración de todas las figuras impositivas”, aunque “sin apriorismos” y teniendo en cuenta la coyuntura económica.

La ministra de Economía y Hacienda afirmó que todavía no se van a retirar los estímulos fiscales porque la economía española aún no ha vuelto a crecer. Salgado señaló que el Gobierno tendrá que seguir haciendo “esfuerzos fiscales importantes” para abordar la crisis, aunque aseguró que también practicará la austeridad y buscará la eficiencia en el gasto.

En cualquier caso, reconoció que “sería bueno disponer de más recursos”, pero insistió en que el esfuerzo del Gobierno tiene como “primera condición” recuperar la senda del crecimiento económico

Del Olmo advierte de que peligra la calidad de los servicios públicos

La consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, ha advertido hoy de que con el nuevo modelo de financiación autonómica y la reducción del 16 por ciento de las entregas a cuenta que el Gobierno ha anunciado para Castilla y León, no se puede garantizar la prestación de unos “servicios públicos de calidad”.

Las entregas a cuenta son un anticipo de la cantidad que a cada comunidad le corresponde del modelo de financiación autonómica, que el Gobierno hace público todos los años por estas fechas.

Durante una rueda de prensa, Del Olmo ha aseverado que sería bueno que se corrigieran estas entregas, pues el descenso de la cantidad adelantada que percibirá Castilla y León le llevará a endeudarse “para cubrir la diferencia” y garantizar los servicios públicos fundamentales para los que está destinado este presupuesto.

La consejera ha afirmado que al Gobierno le va a salir “barato” el nuevo modelo de financiación autonómica, pues si va a reducir en todas las autonomías una cantidad cercana al 16 por ciento en las entregas a cuenta, va a ahorrar cerca de 20.000 millones de los 125.000 que repartirá en todo el Estado.

La gripe costará “mucho dinero” a la comunidad

Del Olmo ha adelantado también que la campaña de la gripe AH1N1 va a costar “mucho dinero” a Castilla y León y quizá tenga que pedir un crédito extraordinario para financiarla, pero es una circunstancia ante la que “hay que estar prevenidos”.

Del Olmo ha afirmado en una rueda de prensa que hay que ser “cautelosos”, pues actualmente no se sabe si habrá en la Comunidad muchos o pocos casos, pero que “hay que ser prevenidos” ante su posible expansión. La consejera ha concretado, no obstante, que en los Presupuestos autonómicos de este año había un margen de endeudamiento que se puede utilizar para financiar este tipo de circunstancias

FuenteEFE 
Compartir