Rey se reunirá con otras formaciones para pactar la bajada de las tasas

El consejero de Educación asegura que el encuentro se realizará “en breve” para abordar con el resto de partidos políticos la reducción de las tarifas de las universidades de Castilla y León

33
21 02
Apertura del curso 800 de la Universidad de Salamanca (USAL). / Europa press
Publicidad

El consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Fernando Rey, anunció que solicitará “en breve” un encuentro con los portavoces de educación de los distintos grupos parlamentarios para trabajar en la recientemente aprobada proposición no de ley (PNL) para la bajada de tasas universitarias.

En un encuentro con los medios, antes de participar en la apertura del curso 800 de la Universidad de Salamanca (USAL), el máximo responsable educativo en la Comunidad precisó que la reunión tratará de “concretar” la rebaja a realizar y cómo se llevará a cabo.
El propósito también será que “haya participación” de todos los grupos y que la bajada “sea un acuerdo de todos”, añadió Fernando Rey después de que las Cortes hayan aprobado la PNL para equiparar las tasas a la media nacional.

Esta decisión ha sido “una idea fantástica”, según apuntó en la ciudad de Salamanca el consejero, quien remarcó que la rebaja era un objetivo en el que venía él trabajando desde la Consejería.

Sobre la aplicación, ha recordado que 2019 es año electoral, además de las dudas sobre la elaboración de un nuevo presupuesto, una dificultad que “sin duda” será solventada para que sea real en el próximo curso, pase lo que pase en las urnas, “si todos dicen que sí” quieren que la bajada “salga adelante”.

Así Castilla y León podrá pasar de estar en cuarta posición de precios de tasas, dentro de las comunidades autónomas, a situarse “entre el octavo y el décimo”.

En cuanto a si las universidades pueden perder recursos por esta decisión, ha incidido en que no y que será “al revés”, y ha puesto como ejemplo que la financiación para investigación en la Educación Superior ha pasado en los últimos tres años de los 20 a los 40 millones.