Rey aboga por “profundizar y mejorar” el modelo del bilingüismo

El consejero de Educación pone en valor los debates escolares para “educar en el diálogo”

57
El consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Fernando Rey. / Europa press
Publicidad

El consejero de Educación, Fernando Rey, reiteró ayer la necesidad de “mejorar y profundizar” en el bilingüismo en el sistema educativo de Castilla y León, aunque requiera “salir de la zona de confort” y un “mayor esfuerzo” para la comunidad educativa, y lamentó marcharse de su cargo sin haber exigido un segundo idioma.

Así lo aseguró Rey, momentos antes de participar como jurado en el Concurso Provincial de Debate en el Seminario Diocesano de Valladolid, a la demanda de los sindicatos para que se retire el modelo del bilingüismo.

El consejero mostró su “respeto” a la opinión de estos colectivos pero recalcó que la inclusión del bilingüismo en el sistema educativo “no es optativo” porque, como explicó, los escolares tendrán que hablar “perfectamente” inglés e, incluso, un segundo idioma.

En este sentido, lamentó marcharse de la Consejería de Educación sin haber exigido un segundo idioma y recordó que España es el “único” país de Europa donde éste no es obligatorio.

“Comprendo que resulta un esfuerzo mayor y salir de la zona de confort”, aseguró, para recordar que “no se pide para mañana” que los docentes adquieran el nivel C1 sino que tienen un plazo de cuatro años.

Rey aplaudió la celebración de debates escolares como una forma de educar en el diálogo “correcto y verdadero” en un momento en el que a la “arena política española” lo ha convertido en “una sucesión de monólogos” para ver quien dice la “cosa más irreflexiva del día”.

Rey calificó la celebración de este torneo de debate como “oportuna” en un momento en el que los españoles son “conscientes” de que a la “arena política” se le da “bastante mal” dialogar.

“La vida política se ha convertido en concurso de a ver quien dice la cosa más irreflexiva del día”, apuntó el consejero, para lamentar que este “mal general” se da hasta en sus “propias filas”, ya que la “brega” de la “lucha partidista” les hace “perder el oriente” y convierte el diálogo en una “sucesión de monólogos”.

En este sentido, subrayó la necesidad de educar a los escolares en el diálogo “correcto” y “verdadero”, el cual debe pasar por “escuchar y argumentar, una actitud profunda de respeto a las opiniones ajenas, no creerse el ombligo del universo y no querer vencer si no convencer”.

Por otro lado, destacó esta “extraordinaria” actividad por movilizar varias competencias “clave”como la lingüística, el trabajo en equipo o la competencia ciudadana y cívica.
Por su parte, Luis Argüello señaló que esta liga de debate “une puentes” y promueve “siempre” se tengan en cuenta las distintas posiciones aunque sean contrarias.