El presidente de la Diputación de Zamora, Francisco José Requejo, atiende a los medios en su despacho. / efe
Publicidad

El presidente de la Diputación de Zamora, Francisco José Requejo, el único de Cs en España dentro de ese rango institucional, se propuso reestructurar la corporación aunque advirtió de que lo hará sin acometer “ninguna revolución”. Requejo explicó que ahora que Cs está dentro de las instituciones provinciales lo que hará será trabajar desde dentro para “mejorarlas, hacerlas más eficientes y, sobre todo, más igualitarias, que es lo que ha faltado”.

Frente a la propuesta inicial que hizo su partido hace tres años de eliminar las diputaciones provinciales, Requejo opinó que lo que hay que hacer es “reestructurarlas” porque “no venimos a revolucionar nada, venimos a mejorar las cosas”. Al respecto, enumeró algunas de las primeras medidas adoptadas, como hacer pública la agenda del presidente y el uso del coche oficial, ceder la sala de prensa a los grupos de la oposición o acudir a instituciones que “nunca antes se habían visitado”.

Francisco José Requejo, que pese a ser el único diputado provincial de Cs en Zamora accedió a la presidencia gracias a los votos del Partido Popular, negó que su cargo sea una contraprestación por la presidencia de la Junta de Castilla y León que el grupo popular ha logrado gracias al apoyo de su partido.

En su caso, el acuerdo con los diputados del PP de Zamora es “un pacto de estabilidad” frente al “cambalache interno de otros partidos que iba en contra de esa estabilidad”, manifestó en referencia a las disputas internas del PSOE a cuenta de la elección de sus diputados provinciales.

A nivel autonómico, aseguró que el dirigente de Cs Francisco Igea demostró ser “un buen líder” e hizo “una buena negociación” con el PP que permitirá “llevar la transparencia” a la Junta de Castilla y León.

Como signos de identidad que intentará aplicar a la única Diputación Provincial en manos de Cs, Requejo mencionó la transparencia, la claridad, la igualdad y la “apuesta por el emprendimiento y por asentar gente joven en el mundo rural”. Del mismo modo, abogó por abrir las puertas de la institución provincial a todos los alcaldes sin tener en cuenta su color político.

Situación política

Sobre la situación política nacional y la formación de un nuevo Gobierno de España, reconoció que le gustaría que no hubiese elecciones generales y ha defendido la posición de su partido como “la mejor”.

Asimismo, negó que su partido haya virado a la derecha, porque subrayó que Ciudadanos tiene capacidad de diálogo “con todos” y que el partido naranja “cada vez que se han abierto las urnas ha crecido: ese es nuestro mejor aval”, concluyó ante los medios.

Requejo confesó que el líder de Cs, Albert Rivera, le llamó tras conocer que iba a presidir la Diputación de Zamora para pedirle que “esté a la altura”, trabaje por los ciudadanos de la provincia y saque los proyectos adelante “como no puede ser de otra manera”, aclaró en la entrevista.