La medida impactará en 1.400 puestos de trabajo directos a los que se añaden los de las empresas auxiliares.
La medida impactará en 1.400 puestos de trabajo directos a los que se añaden los de las empresas auxiliares. / E.p.
Publicidad

La Dirección de Renault aseguró ayer que cumplirá “punto por punto” el acuerdo suscrito con los sindicatos para dar estabilidad tanto en el empleo como en la actividad productiva “de cara al futuro” a través del Plan Industrial ya anunciado. Así lo aseguraron los sindicatos mayoritarios tras el “intenso debate” en la reunión de ayer del Comité Intercentros que concluyó sin acuerdo por lo que la empresa dio por finalizado el periodo de consultas y ratificó la anunciada supresión de los turnos de noche en las fábricas de montaje de Palencia, el próximo 23 de julio, y de Valladolid, el 13 de agosto.

Según explicaron las mismas fuentes, esta medida, que impactará en 1.400 puestos de trabajo directos, a los que se añaden los de las empresas auxiliares, supondrá la finalización de contratos eventuales y una reubicación en los turnos de día de “todos los trabajadores indefinidos” que estaban adscritos en los turnos de noche. La empresa también aclaró que los contratos de relevo no se verán impactados por esta medida e insistió en su compromiso ante la petición sindical de que no haya despidos de modo que todos los contratos lleguen a término.

“Ellos nos han asegurado que cumplirán punto por punto el acuerdo firmado con CCOO”, aseguró la Sección Sindical de CCOO en Renault-España que insistió en pedir a la multinacional francesa que agote “todas las medidas a su alcance” antes de ratificar la decisión de “no renovar” los dos “turnos complementarios” de trabajo, según matizó la empresa en un comunicado respecto a la supresión de los dos turnos.

Según reiteró la empresa en el Comité Intercentros, su objetivo es ajustar la producción a las necesidades de los diferentes mercados ya que desde las plantas de Valladolid y Palencia se envían vehículos a los cinco continentes, a lo que añade que es la evolución de los diferentes mercados la que dictamina “el tipo de organización a implantar”.

Los sindicatos advirtieron a la empresa de que estarán “vigilantes” respecto a la realización de horas extras en las dos fábricas afectadas para evitar que Renault trate de suplir puestos de trabajo con prolongaciones de jornada desde el convencimiento de que con la supresión de estas prácticas no serían necesarias muchas de las pérdidas de contratos en los turnos de noche de Valladolid y Palencia.

En este sentido, el delegado sindical de UGT, Unai Sordo, advirtió a Renault de que convocarán huelga si la empresa aplica la bolsa de horas para trabajar en fin de semana cuando acaba de argumentar que tiene que eliminar dos turnos.

Jornadas

“No sería de recibo obligar a trabajar 48 horas semanales”, cuestionó Sordo que aseguró que de aplicarse esa medida de flexibilidad CGT exigirá la recuperación de los turnos de noche con los trabajadores que hayan “quedado en la calle”, a lo que sumó la necesaria implicación de la Administración para que vele por el destino de las subvenciones y por el empleo en la Comunidad.

Por otro lado, CCOO pidió a la empresa que acabe con su “modelo radical” de reestructuración de turnos y con su forma de planificar la contratación y ha abogado por métodos para que los contratos por realizar y en vigor tengan una duración de al menos un año para que los trabajadores puedan generan la prestación por desempleo necesaria y no queden desprotegidos.

“No se puede vender un modelo de responsabilidad social, aprovecharse de subvenciones públicas y luego realizar auténticas chapuzas en el ámbito de la contratación, dejando literalmente tirados a estos cerca de 1.400 trabajadoras de Valladolid y Palencia”, cuestionaron desde la Sección Sindical de CCOO en Renault-España. Por último, desde el sindicato implicado en este conflicto pidieron que la reubicación de los trabajadores en los turnos se hagan de acuerdo con sus preferencias para que puedan compatibilizar la vida laboral y familiar.