27 01
‘Dadá ruso 1914-1924’ se compone de casi 500 obras, entre ellas 250 pinturas, collages y dibujos. / europa press
Publicidad

El Museo Reina Sofía acoge desde mañana hasta el 22 de octubre la exposición ‘Dadá ruso 1914-1924’, un recorrido por el arte de vanguardia ruso desde la perspectiva de los cánones del movimiento Dadá, que centra su atención en los rasgos que comparten ambas tendencias.

Según explicó el director del Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, esta muestra, que cuenta con “material inédito”, ofrece una “visión distinta de la modernidad” y se compone de casi 500 obras, entre ellas 250 pinturas, collages y dibujos; 73 fotografías, 150 documentos y publicaciones y 22 películas y audios.

Alrededor de 90 artistas procedentes tanto de Rusia como de otros países europeos forman parte de esta muestra y entre ellos se encuentran Natan Altman, Iván Kluin, Gustav Klutsis, El Lisitzki, Kazimir Malévich, Vladímir Mayakovski, Iván Puni, Aleksandr Ródchenko, Olga Rózanova, Vladímir Tatlin, Natalia Goncharova, Francis Picabia, Kurt Schwitters o Man Ray.

Tal y como indicó Borja-Villel, esta exposición, que cuenta con obras procedentes de centros como el Museo Stedelijk de Ámsterdam, el Centre Pompidou de París, el Museo de Mayakovski de Moscú o el Museo Estatal de Bellas Artes Pushkin, solo se podrá ver en el Reina Sofía, puesto que los préstamos son “prácticamente imposibles de conseguir”.

En palabras de la comisaria de esta muestra, Margarita Tupitsyn, la exposición se divide en tres secciones y el recorrido arranca en 1914, al comienzo de la Primera Guerra Mundial y en los años previos a la revolución rusa, con una muestra de las primeras manifestaciones protodadá y otras obras que reflejan el impacto bélico europeo, el cual estos artistas “rechazaron” y “sufrieron”.

La muestra continúa con la sección que abarca los años que van desde 1917 a 1924, desde el triunfo de la revolución rusa hasta la muerte de Lenin, y pone atención en la temática revolucionaria, y termina con ‘Dada Bridge’, que analiza las conexiones entre Rusia y los principales centros dadaístas.

CARÁCTER MULTIMEDIA

Una de las características de esta exposición es el carácter multimedia que muestra el arte ruso de la época y, de hecho, se abre con una zona introductoria en la que se proyectan tres vídeos que aluden a las secciones que componen esta muestra: ‘Victoria sobre el sol’ (1913), ‘Revolución interplanetaria’ (1924) y ‘Rayo de la muerte’ (1925).

Asimismo, esta muestra pone atención en las implicaciones políticas durante la Primera Guerra Mundial, las dos revoluciones rusas y el cambio de liderazgo de Lenin a Stalin.

Precisamente, según han destacado los organizadores, las performances extravagantes, las campañas antibélicas, la negación del arte clásico y la innovadora forma de fusionar lo visual y lo verbal son algunos de los rasgos compartidos entre la vanguardia rusa y el movimiento Dadá.

El director del Reina Sofía indicó que este recorrido por el arte de vanguardia ruso desde la perspectiva del movimiento Dadá forma parte de la trilogía que empezó con la muestra dedicada a Pessoa, y que terminará con un recorrido por los artistas extranjeros en el País de los años 50 y 60.

Por su parte, el consejero de Cultura, Turismo y Deportes de la Comunidad de Madrid, Jaime de los Santos, destacó que esta exposición “pone en valor la aportación rusa al movimiento Dadá” y en ella el espectador tendrá que posicionarse ante las obras de un impulso “provocativamente feroz”.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir