22 01
La secretaria de Organización del PSOE de Castilla y León, Ana Sánchez. / europa press
Publicidad

La secretaria de Organización del PSOE-CyL, Ana Sánchez, considera que la gestión de Antonio María Sáez Aguado al frente de la Consejería de Sanidad “ha llegado a un límite insostenible” por lo que el Grupo Socialista defenderá una iniciativa para reprobar y cesar al titular del área “y a toda su cúpula”.

La también procuradora por Zamora manifestó ayer que, “tras la manifestación del 20 de enero en Valladolid, es hora de dar un paso más en defensa de la sanidad” en Castilla y León. “Queremos llevar a las Cortes el clamor social de las calles y por eso creemos que es el momento de pedir la reprobación y cese del consejero”, indicó.

Esta iniciativa nace, apuntó Sánchez, de la “ausencia mostrada por Juan Vicente Herrera” en torno al conflicto sanitario. “Después de una letanía auténtica del consejero de Sanidad nos encontramos con que el presidente Herrera mira para otro lado y sostiene a un consejero que es una vergüenza para Castilla y León”, ha declarado la socialista.

Junto a Ana Sánchez, compareció en Zamora el procurador socialista Juan Ignacio Martín Benito, quien aseguró que los problemas sanitarios de esta provincia “están colapsando” el trabajo en las Cortes de Castilla y León. “En lo que va de legislatura hemos presentado 60 iniciativas sobre la Sanidad y tenemos un retraso de dos años en su debate”, expresó.

“La Comisión de Sanidad de las Cortes de Castilla y León está colapsada y es en gran medida por los problemas que los socialistas detectamos en provincias como Zamora. En este territorio, se colapsan las urgencias, las listas de espera y también las iniciativas ante las Cortes”, manifestó.

Tensión en Zamora

La reunión de la asamblea local del PSOE de Zamora ha terminado bajo amenaza de impugnación por parte del sector crítico con la Secretaría General Provincial, actualmente en manos de Antidio Fagúndez.

La elección de los delegados de la agrupación al Comité Provincial ha sido, en este caso, el detonante de un nuevo conflicto que está enrocado desde que el pasado mes de octubre el propio Fagúndez se impusiera a Tomás del Bien en el Congreso de los socialistas zamoranos.

La problemática nació durante la elección de delegados al Comité Provincial, para la que se presentaron dos listas. La primera, del sector afín a Fagúndez y encabezada por la exsecretaria provincial de UGT Nieves García; y la segunda, del sector crítico y encabezada por el secretario de la Federación de Industria de UGT, Ángel Lobo.

En este momento, la mesa encargada de velar por el cumplimiento de la legalidad en el proceso detectó irregularidades, tal y como ha explicado la secretaria de Organización del PSOE-CyL, Ana Sánchez. “Se advirtieron una serie de circunstancias que no entraban dentro de la normativa y por eso salió adelante la única candidatura que se había presentado, dado que la otra quedó invalidada y no se puede votar una candidatura que no existe”, indicó Sánchez.

Una versión de los hechos que no comparte el sector crítico, en el que han asegurado que la candidatura alternativa «se eliminó del proceso sin argumentos sólidos» y por ello han amenazado con impugnar la asamblea local.

Ana Sánchez, por su parte, ha asegurado que hasta el momento “no ha llegado nada sobre ninguna impugnación” a la Secretaría de Organización del PSCyL y lanzó un mensaje a los críticos. “Si alguien se siente frustrado o cabreado, debe solucionar los problemas por los cauces internos del partido, pero no a través de los medios de comunicación”, manifestó.