El proyecto Erasmus+ celebra su quinta y última reunión en Valladolid

El consejero de Educación de la Junta, Fernando Rey, preside la cita de un consorcio que tiene como objetivo diseñar un nuevo marco de competencias profesionales docentes

75
29 01
La Consejería de Educación de la Junta participa en el proyecto desde septiembre de 2015. / Europa press
Publicidad

Los socios del proyecto Erasmus+ ‘Marco Común de Competencias Profesionales Docentes’, consorcio en el que participa la Consejería de Educación, con otros cinco socios de Galicia, Escocia, Lituania, Portugal y Austria se reunieron ayer en Valladolid para acordar un diseño de un nuevo modelo actualizado, acompañado de un registro de detección de necesidades formativas.

El consejero Fernando Rey presidió la reunión de un consorcio que cubren todo el espectro de profesionales en el campo de la Educación: docentes universitarios, formadores de docentes en centros de formación permanente, empresas de formación privadas y Administración educativa con competencias en formación del profesorado, según informó la Junta.

La Consejería, a través de la Dirección General de Innovación y Equidad Educativa, participa en el proyecto desde septiembre de 2015. Los otros cinco socios del proyecto son el Centro Autonómico de Formación e Innovación de la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria de la Xunta de Galicia, el Ugdymo Pletotes Centras (Centro Público de Formación del Profesorado) de Lithuania; el LFEE Europe (Centro privado de Formación del Profesorado) de Escocia; la Universidad Politécnica de Leiria de Portugal y la Universidad Pädagogische Hochschule Viena de Austria.

Tras cinco reuniones, la sede de la Consejería de Educación ha acogido esta mañana el encuentro final de este proyecto europeo. Hasta ahora los socios ya han definido nueve competencias (Habilidades personales e interpersonales; Colaborativa; Comunicativa; Tecnologías de la comunicación para el aprendizaje; Promoción de la salud y el bienestar; Promoción de la justicia social, la diversidad y la ciudadanía global; Conocimiento y comprensión de la profesión docente; Desarrollo personal y profesional a lo largo de la vida y Evaluación).

Asimismo, se diseñó un sistema específico de detección de necesidades formativas con el fin de facilitar a los profesores poder definir el itinerario formativo más eficaz para desarrollar sus competencias docentes según su necesidad; y dos cursos online, uno para ‘Beginner teachers’, es decir para profesores que comienzan su carrera docente y otro dirigido a docentes expertos, mentores.

Finalmente, se elaboró una guía digital y vídeos de buenas prácticas de enseñanza para apoyar el trabajo diario de los docentes y fichas explicativas de cada material multimedia en los que se ejemplificaba para qué competencia y nivel se había considerado adecuado. En total, se han recopilado y elaborado 36 recursos de buenas prácticas. El informe final se entregará en septiembre de este año, señala el comunicado.