La oposición criticó duramente la poca calidad de los contratos y la falta de previsión para voltear la situación. / E. p.
La oposición criticó duramente la poca calidad de los contratos y la falta de previsión para voltear la situación. / E. p.
Publicidad

El Grupo Parlamentario Popular rechazó en el día de ayer todas las enmiendas “de brocha gorda” presentadas por los grupos en la oposición al presupuesto de la Consejería de Empleo para el año 2018 desde el convencimiento de que el proyecto de cuentas presentado por la Junta por 286,90 millones permitirá profundizar en las políticas que permitirán situar a Castilla y León en la senda del crecimiento.

Así lo aseguró el portavoz de Empleo del PP, José Manuel Fernández Santiago, en su argumentación en contra de las 17 enmiendas del Grupo Socialista por 31 millones de euros para la puesta en marcha de un plan de choque para el empleo, un plan de igualdad salarial y un plan de retorno del talento.

“Me sigue chocando que usted siga insistiendo con el plan de choque”, ironizó Fernández Santiago ante las propuestas del socialista Álvaro Lora quien por su parte ha advertido al PP de que sus políticas no están corrigiendo el “mayor drama” de Castilla y León en materia de empleo, en referencia a la pérdida de activos, 25 menos cada día, según sus datos.

Fernández Santiago aclaró al procurador socialista que en materia de empleo no hay recetas mágicas y defendió la importancia de la reactivación de la economía y de la creación de riqueza para favorecer la generación de puestos de trabajo con la mirada puesta en la mejora de la calidad de los contratos.

El PP rechazó también las enmiendas de Podemos defendidas por la procuradora Adela Pascual que ha reivindicado para Castilla y León un proyecto en el que puedan vivir todos los ciudadanos a través de la transformación del modelo productivo a “empleo verde y empleo azul”, con apoyo a los colectivos en riesgo de exclusión y soluciones al actual empleo y a la figura del trabajador pobre que, según lamentó, no quieren ver los ‘populares’.

Entre las 44 enmiendas de la formación morada por 31,1 millones había 750.000 euros para un plan con los ayuntamientos de Laciana para dinamizar económica y socialmente esta comarca leonesa y ocho partidas por 1,5 millones cada una para dinamizar económica y demográficamente la Comunidad.

El grupo mayoritario tampoco ha aceptado ninguna de las cuatro enmiendas del Grupo Ciudadanos por valor de 1,5 millones de euros que, “en un acto de responsabilidad”, en palabras de la procuradora Belén Rosado, proponían destinar un millón de euros para la reconversión profesional de los trabajadores de las cuencas mineras para darles un futuro y 500.000 euros en apoyo a la promoción del autoempleo y la economía social.

“Nos entristece que no acepten las enmiendas”, lamentó Rosado, quien se reafirmó en que el Serla es “un error” en Castilla y León, como opina también el Grupo Podemos.

Finalmente, José Sarrión, el secretario general de Izquierda Unida, defendió sus 14 enmiendas por 19,9 millones de euros para potenciar el plan de dinamización de las comarcas mineras y aumentar su cuantía, fomentar el autoempleo y la economía social, el plan de retorno de talento o para las escuelas taller y los centros integrados.

FuenteEuropa Press
Compartir