El PP critica a Tudanca por pedir una financiación que no está en los PGE

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Raúl de la Hoz, cree que es una “pantomima” reclamar un nuevo sistema cuando el propio PSOE no lo plasma en las cuentas estatales

28
21 01
El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Raúl de la Hoz. / europa press
Publicidad

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Raúl de la Hoz, cargó ayer contra el secretario del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, por pretender insultar a la inteligencia de los ciudadanos al pedir que se aborde la reforma del modelo de financiación autonómica con rapidez y solidaridad mientras callan ante un proyecto de presupuestos generales del Estado para 2019 que no dice nada al respecto.

De la Hoz consideró que se trata de “un ejercicio de cinismo sin precedentes” y de una “absoluta pantomima” ya que, según ha explicado, Tudanca y García-Page aplaudieron esa mañana un proyecto de presupuestos generales del Estado para 2019 pactado entre PSOE y Podemos sin “concreción, precisión o partidas” para afrontar la financiación de las comunidades autónomas que los dirigentes socialistas exigieron por la tarde.

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular cuestionó también la partida de 10 millones de euros destinada en ese proyecto de presupuestos generales del Estado “tan aplaudido” para la lucha contra la despoblación para lo que se propone crear 20 oficinas comarcales de información para evitar un “punto de no retorno” en determinadas zonas del país.

“¿Les puede parecer serio en el objetivo de lucha contra la despoblación que vive el país?”, se preguntó De la Hoz para quien esa medida presupuestaria es otro “ataque a la inteligencia” del Gobierno al que acusó de reírse de los ciudadanos con el beneplácito del PSOE de Castilla y León al que recordó todas las críticas que han realizado al PP por sus medidas de lucha contra la despoblación.

De la Hoz cuestionó también el fin de los pagos por capacidad para las térmicas y ha acusado al Ejecutivo central de llegar a acuerdos para mantener esas centrales sólo en las comunidades en las que gobierna, en referencia a Asturias y a Aragón, y también “con el beneplácito” del PSOE de Castilla y León al que advirtieron también de las negativas consecuencias que supondrá en la Comunidad la subida del impuesto al diésel y el aumento de la cotización mínima para los autónomos.

Por todo ello, advirtió de que el proyecto de presupuestos generales del Estado para 2019 pactado por PSOE y Podemos, a los que se ha referido como “los del gasto”, es “inasumible” ya que retrotraen a la etapa del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero que llevó al país al paro y a la recesión.

Respecto al encuentro bilateral entre Tudanca y García-Page criticó la “pantomima” del líder de los socialistas castellanoleoneses al acudir a Castilla-La Mancha a “coger ideas” cuando, en su opinión, debería aprovechar esas visitas a otros territorios para exportar el “buen hacer” de Castilla y León, con una referencia expresa a la gestión de lo público y a la situación de los servicios públicos donde ve una “diferencia extraordinaria” entre las dos castillas.

“No se trata de ir a aprender a Castilla-La Mancha sino de que Castilla-La Mancha aprenda del Gobierno de Castilla y León”, se reafirmó De la Hoz, que ha pedido a Tudanca que no vaya fuera para hablar mal de su comunidad en una estrategia “demagógica y electoralista”.

Dicho esto, recordó también a Tudanca que el respeto a Castilla y León se demuestra con hechos y no con palabras por lo que ha pedido al líder regional del PSOE que “alce la voz” frente al Gobierno del “doctor Sánchez” al que ha acusado, a su vez, de “incumplir por completo” los acuerdos alcanzados en las Cortes de Castilla y León con el apoyo de los socialistas para revisar el modelo de financiación autonómica de forma urgente y multilateral.

Así, lamentó que Sánchez haya delegado la negociación de los presupuestos en su “socio o jefe”, Pablo Iglesias, dispuesto a visitar al líder de ERC, Oriol Junqueras, en la cárcel para allanar los presupuestos, en lo que consideró un guión que no se le hubiese ocurrido “ni al propio Berlanga”.