Palazuelos acogerá el primer simulacro de emergencia nacional que se realiza en España

El consejero de Fomento, Antonio Silván, y el general adjunto al jefe de la UME destacan que para poder actuar en una catástrofe “hay que practicarlo y entrenarlo”, y que es fundamental “la coordinación y colaboración”.

La localidad segoviana de Palazuelos de Eresma acogerá entre los días 7 y 11 de marzo el primer simulacro de emergencia nacional completo que se realiza en España y que movilizará 2.000 efectivos de todos los servicios de emergencias del Estado, la Comunidad y las entidades que trabajan en este campo, que realizarán diversos ejercicios ante una supuesta gran inundación en Segovia capital y las localidades de su entorno tras la rotura de la presa del Pontón debido a un episodio de lluvias torrenciales.

“Ante una emergencia o catástrofe, se necesita preparación y conocimiento, y coordinación y colaboración”, destacó hoy el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, durante la presentación del ejercicio, a la que ha acudido el delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar, mientras que el general adjunto al general jefe de la UME (Unidad Militar de Emergencias), Alberto Asarta, apostilló que el ejercicio Gamma ‘Palazuelos 2013’ va a ser “el primer test en el que se va a ejercitar una emergencia desde el nivel 0 hasta que se produce la catástrofe (nivel 3) en la que interviene todo el mundo”.

El general explicó que en situaciones de este tipo “lo primero es actuar con rapidez” porque “las primeras horas son fundamentales” y luego “la información”, tanto “a nivel interno” para saber con qué efectivos se cuenta y qué están haciendo cada uno, y “también a la población” para que sepa cómo actuar. Respecto a la razón por la que se ha elegido la provincia de Segovia para realizar este primer simulacro de emergencia nacional, Asarta indicó que “reúne todas las condiciones para poder practicar todos los ejercicios” y está cerca de las instalaciones de la UME.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente detalló que la situación que se recreará comienza con el supuesto de que las fuertes nevadas caídas durante los meses de enero y febrero y las intensas lluvias de marzo han provocado graves inundaciones en las localidades de Segovia, Palazuelos de Eresma, Tabanera del Monte, San Cristóbal de Segovia, La Lastrilla y Zamarramala, y amenazan a diversas infraestructuras. Posteriormente, se produce una gran avalancha de agua consecuencia de la rotura de la presa del Pontón Alto, que agrava aún más la situación dejando un balance de más de 500 fallecidos, 1.000 desaparecidos y 12.000 personas sin hogar, y provocando sendos accidentes en un complejo petroquímico y una fábrica de combustible para centrales nucleares.

FuenteICAL 
Compartir