‘Óptima Castilla y León’ refuerza su apuesta por promover la igualdad

La Junta impulsa por decreto el distintivo para estimular la implicación de las empresas

67
19 01
El distintivo fue creado en 2002 para reconocer la labor de las empresas comprometidas con la igualdad de género. / e. P.
Publicidad

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León aprobó el proyecto de Decreto por el que se regula el distintivo ‘Óptima Castilla y León’ dirigido al reconocimiento de la igualdad de género en el ámbito laboral.

Este distintivo fue creado por la Junta en 2002 para reconocer la labor de las empresas comprometidas con la igualdad de género y de incentivar la puesta en práctica de políticas de acción positiva en las organizaciones.

Ahora, la Junta trata de dar un impulso a esta distinción con su regulación mediante un Decreto que anime y estimule a las empresas de Castilla y León a la hora de adoptar medidas de apoyo a la igualdad, para que su obtención suponga un valor útil y real para las empresas y que dé la máxima difusión pública a las iniciativas de las empresas en favor de la igualdad que sirvan de incentivo y ejemplo para otras empresas.

Así, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades trata de que a las empresas les sea rentable conseguir la distinción ‘Óptima’, no sólo en el ámbito de la responsabilidad social y de los beneficios sociales que pueda obtener sino también en lo relativo a ventajas y competitividad.

Este es el motivo fundamental de que esta distinción pase de regularse mediante una Orden, como hasta ahora, a regularse por Decreto, ya que la Junta quiere promover e impulsar que todas las empresas de la Comunidad apuesten por la igualdad laboral y que se conviertan en empresas socialmente responsables que trabajan por una sociedad más justa e igualitaria.

Además, este Decreto es fruto de la participación y del consenso con los agentes económicos y sociales, CCOO, UGT y CECALE en el marco del Diálogo Social.

El decreto pretende actualizar y modernizar la distinción ‘Óptima Castilla y León’, adaptándola a la realidad actual ya que, tras 15 años de existencia de la distinción, que ostentan más de 70 empresas de Castilla y León, parece aconsejable reformularla para convertirla en un instrumento eficaz para la igualdad en la empresa.

En este sentido, la nueva norma se va actualizar y adaptar a la nueva normativa sobre la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y a los nuevos procesos técnicos de implantación de acciones de igualdad en el ámbito laboral.

ASPECTOS DEL DECRETO

Uno de los aspectos esenciales del decreto es que establece los efectos derivados de la obtención de la distinción ‘Óptima’. Se quiere propiciar que las empresas comprometidas con la igualdad sean tenidas en cuenta en las licitaciones de contratos que efectúe la Junta y en las subvenciones que se convoquen dirigidas al sector empresarial.

En concreto, y en el ámbito de la contratación, la distinción acredita oficialmente que la empresa o entidad realiza actuaciones que repercuten positivamente en la igualdad de oportunidades y por ello será considerada como documento oficial con valor probatorio en aquellas licitaciones que incorporen cláusulas sociales.

Se pretende así facilitar el reconocimiento de esta condición y permitir simplificar las cargas burocráticas de las empresas, todo ello en el marco de la nueva legislación de contratos del sector público que entrará en vigor próximamente y que introduce nuevos avances en materia de cláusulas sociales que primará a estas empresas.

Además, y en el ámbito de las ayudas públicas y subvenciones, se establece expresamente que las bases reguladoras de las subvenciones podrán valorar, entre otras medidas, la obtención del distintivo ‘Óptima’ a la hora de obtener dichas subvenciones.

El tercero de los aspectos esenciales del decreto es la mejora en el proceso de concesión, para lo que se dota de mayor rigor y a la vez mayor flexibilidad y rapidez, simplificando la burocracia a empresas y entidades. Así, establece con claridad los requisitos para su concesión como tener implantados planes de igualdad, contar con comités de igualdad, tener un protocolo de acoso sexual, etcétera, y todo ello debe ser acordado con la representación legal de los trabajadores y garantizar su aplicación por parte de la dirección de las empresas.

Además, desde el Decreto se añade la nueva modalidad ‘Óptima Transfronterizo’ para aquellas empresas que desarrollen su actividad en el ámbito territorial transfronterizo entre Portugal y Castilla y León, que tiene carácter temporal, hasta 2019, dentro del proyecto europeo GEMCAT para crear empleo de calidad en las zonas fronterizas entre España y Portugal.

Por último, se regulan los criterios para valorar las actuaciones y conceder la distinción, cuyos reconocimientos tendrá vigencia de cuatro años y no ‘sine die’ como hasta ahora.