Ochenta millones servirán para mejorar la calidad de las aguas

José Valín y Antonio Silván pasaron revista a la «problemática» de ambas administraciones en relación con el II Plan Nacional de Calidad de las Aguas 2007-2015.

0

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), José Valín, anunció ayer que el Gobierno dará un empujón a una veintena de proyectos enmarcados en el II Plan Nacional de Calidad de las Aguas 2007-2015, que supondrá una inversión de 80 millones entre este año y el próximo.

Tras mantener un encuentro en Valladolid con el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, desveló que pasaron revista a la «problemática» de la aportación de Junta y CHD en relación con este Plan, suscrito en 2008. Así, remarcó que, hasta final de año, se licitarán del orden de 40 millones vinculados a siete actuaciones de depuración de aguas residuales, pero añadió que ultiman entre otros diez y quince proyectos para poder licitar en 2013, lo que significan otros 40 millones. Todo ello, confió Valín, se prevé terminar en 2015, cuando finaliza el plazo de la Directiva Marco Europea. «Cumpliremos nuestros compromisos de forma razonable, pero hay una serie de puntos en los que habrá que buscar acuerdos para su realización», aseveró.

El presidente del organismo de cuenca recordó, en este sentido, que su departamento dará prioridad a las inversiones en calidad y depuración de las aguas, «debido al difícil contexto económico», aunque manifestó que ello no supondrá olvidar actuaciones en materia, por ejemplo, de márgenes y riberas de los ríos, en el que Junta y CHD licitarán unos cinco millones, «un ritmo menor que hasta ahora».

Otro de los objetivos de la reunión entre Silván y Valín era ultimar un órgano conjunto interno para la simplificación administrativa de obras y actuaciones que ocupen a los dos departamentos. En este sentido, el presidente adelantó que se impulsará una «coordinación máxima en tratamientos administrativos, autorizaciones a terceros que precisan tramitaciones conjuntas de la Consejería y CHD, para que el usuario no tenga que pedir en los dos sitios una misma autorización, o que por falta de de una de ellas incurra en una situación administrativa que sea perjudicial para él».

La idea, añadió, es que sea «suficiente» con pedir la autorización en un solo sitio, tanto de un particular como de un ayuntamiento que necesite acometer una obra en un cauce que necesita un permiso medioambiental. «Todo se coordinará de manera que se preste el mejor servicio», comentó Valín.

Por su parte, Silván agradeció la disposición y disponibilidad que ha mostrado Valín hacia la esa mejor coordinación y prestación del servicio de «un bien tan escaso como el agua», a través de la CHD, que gestiona una cuenca que es «eje vertebrador de la Comunidad y elemento esencial de cohesión social».

En una reunión muy intensa abordaron cómo mejorar e impulsar los mecanismos de coordinación y planificación y el trabajo interno, tanto de la Junta como de la CHD, con la creación de esa herramienta anunciada también por Valín sobre simplificación administrativa. «Ese trabajo previo favorecerá la ejecución y beneficiará a ciudadanos sin tanto ir de allá para acá a la hora de pedir autorizaciones», espetó. Se trata de una «mejora de la calidad de vida de los castellanos y leoneses a través de la mejora de la prestación administrativa, con una programación conjunta y coordinada que mejora esas infraestructuras, calidad del agua a través de abastecimiento y depuración».