Municipios de Salamanca, Segovia y Valladolid lideran el índice de desarrollo demográfico en la región

El estudio, presentado por su autor, José Manuel del Barrio, y por Francisco Ramos, refleja que 279 municipios no han registrado ni un solo nacimiento en lo que va de siglo.

Municipios de las provincias de Salamanca, Segovia y Valladolid cuentan con el mayor índice de desarrollo demográfico de Castilla y León. Un ranking en el que el primer lugar lo ocupa la localidad vallisoletana de Arroyo de la Encomienda, atendiendo a criterios como el incremento de la población, la fuerza futura de aumento y la capacidad de atracción de habitantes. Así se desprende del estudio ‘La población de Castilla y León en los inicios del siglo XXI’ del profesor del Departamento de Sociología y Comunicación de la Universidad de Salamanca José Manuel del Barrio, que fue presentado ayer por la Fundación Perspectivas de Castilla y León, que preside el socialista Francisco Ramos.

Del ranking resultante de este estudio, que analiza la evolución de la población de Castilla y León, se desprende que en los puestos de cabeza no se encuentran municipios de Ávila y Zamora, mientras que abundan los de Salamanca, Segovia y Valladolid, y que de los 50 primeros sólo cuatro tienen más de 10.000 habitantes (Arroyo, Laguna de Duero, Santa Marta de Tormes y Villaquilambre).

Por el contrario, al listado de los municipios con los valores más inferiores, todas las provincias, excepto Valladolid y Palencia, aportan alguna localidad, aunque la mayoría proceden de Ávila, Soria y Zamora. En este sentido, el presidente de la Fundación Perspectivas, que adelantó que la publicación se editará después de verano, significó que esto es una muestra del «desequilibrio» poblacional de Castilla y León, donde la situación es «muy crítica» y hace necesarias unas políticas «muy finas» de aplicación en todo el territorio.

Así, el estudio refleja una tendencia «más positiva» en las provincias de Valladolid, Segovia y Burgos; en las zonas periurbanas de Salamanca, Segovia y Valladolid, y en los municipios intermedios. Las tendencias más negativas se identifican en las provincias de Zamora, Ávila, León y Soria; en los municipios más rurales y en los que distan más de 24 kilómetros de las capitales, así como en las comarcas de ‘La raya’ con Portugal, el suroeste de Ávila, el este de Soria y el pie de monte de la montaña central cantábrica en León y Palencia.

Otros datos destacables del estudio apuntan que, entre 2000 y 2008, un total de 279 municipios no registró ni un solo nacimiento y sólo uno de cada cinco municipios de la Comunidad ganó habitantes. En ese período Castilla y León ha seguido perdiendo peso en la población española, al pasar de representar el 6,12% del total en el año 2000, al 5,49% en 2009.

Además, el incremento de la población en los municipios periurbanos representa el 90,7% del crecimiento total.

FuenteICAL 
Compartir