Más de 26.000 castellanos y leoneses celebran en Villalar una fiesta agridulce

El presidente de la Junta acudió a las diez de la mañana y, tras inaugurar la exposición ‘Caminos del arte’, visitó varias carpas en la campa.

3

Alrededor de 26.000 castellanos y leoneses acudieron ayer a la localidad vallisoletana de Villalar de los Comuneros para celebrar el Día de la Comunidad, una jornada festiva en un contexto de crisis galopante, llena de colorido y musicalidad, hilaridad mezclada con reivindicación y, este año, con la cultura, gracias a los actos programados con motivo del Día del Libro y la exposición ‘Caminos del arte’ sobre la riqueza patrimonial de la región. Músicos, charangas y zancudos se mezclaron con representantes políticos y sociales, niños, jóvenes y mayores, grupos de fiesta y trabajadores reivindicando su futuro, como los de la papelera Rottneros, ubicada en Miranda de Ebro (Burgos).

La hora punta en afluencia de asistentes se vivió hacia las 14.30 horas, momento en el que se llegaron a contabilizar 23.000 personas. A lo largo del día pasaron por Villalar unas 26.000 personas, cifra a la que se suman 10.000 vehículos y 50 autocares, según informaron fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla y León.

El presidente de la Junta acudió al municipio temprano, como cada año, hacia las 10.00 horas, donde fue recibido por un nutrido grupo de representantes de todos los ámbitos de la sociedad. Herrera se dirigió en primer lugar a la antigua iglesia de Santa María, para inaugurar la muestra ‘Caminos del arte’ y, tras atender a la prensa, se dirigió con su séquito hacia la campa.

El presidente de la Junta estuvo acompañado por el delegado del Gobierno, Miguel Alejo; el presidente de las Cortes, José Manuel Fernández Santiago; los consejeros de Interior y Justicia, Alfonso Fernández Mañueco, y de Cultura, María José Salgueiro, así como diferentes representantes institucionales y el alcalde de la localidad, Pablo Villar.

La primera parada en el camino festivo de Herrera tuvo carácter cultural y fue la carpa habilitada por la Consejería de Cultura y Turismo para celebrar en el marco de la festividad de Villalar, el Día Mundial del Libro. Dos trovadores dieron paso a Herrera, que arrancó el programa iniciando una lectura en cadena de la obra de Miguel Delibes ‘El Camino’, acto durante el que un grupo de radicales de Izquierda Castellana increpó desde fuera a los asistentes. Los exaltados, apenas diez personas, estuvieron controlados en todo momento por las fuerzas de seguridad, y el incidente no pasó de ahí.

El presidente de la Junta no quiso marcharse sin visitar las carpas de UGT y CCOO, donde mantuvo un encuentro con representantes de los trabajadores de Rottneros.

El manifiesto, leído por el periodista Javier Pérez Andrés, reunió a un gran número de personas, en un momento de recesión económica, ante su sugerente título: ‘Juntos contra la crisis’.