Concentración Motos Cuéllar 2019
Concentración Motos Cuéllar 2019
Publicidad

La villa contó el fin de semana pasado con un gran número de celebraciones que atrajeron a distinto tipo de público, pero quizá la más vistosa y “ruidosa” fue la Concentración de Motos. Organizado por FV Motorbox, el encuentro, que después de un parón en el tiempo ha cambiado de dirección y de forma, ha vuelto con fuerza después de la toma de contacto del año pasado. Ya se atisbó el éxito de convocatoria, pero este año se ha corroborado. Más de 200 moteros se inscribieron en el estand, pero como la propia organización apunta -y se palpó en la zona de concentración- son muchos más los moteros que acuden a esta cita pero no se inscriben como tal; es algo común a todas estas concentraciones.
No obstante, la organización de FV Motorbox está más que satisfecha: la califican de 10, lo que supuso que todo saliera como estaba previsto y la gente también quedara satisfecha, que es lo más importante y para lo que se esfuerzan. Esto asienta la concentración y hace que la villa vuelva a tener una fecha marcada en el calendario para que los apasioandos de las motos se reúnan en la localidad. Las rutas de mañana contaron con gran participación, tanto la que se desplazó a Íscar como la de campo. Esta, dirigida por el colectivo Mar de Pinares Off Road en colaboración con FV Motorbox, contó 32 participantes entre motos de campo y quads venidos desde Toledo, Madrid, Medina de Rioseco y Valladolid.
El entorno de la Plaza de Toros fue el punto de encuentro para todos, para motos, moteros y muchos vecinos que quisieron ser partícipes de esta actividad, porque no es imprescindible la moto para hacer de esta una celebración, como se demostró. Una gran carpa dio cobijo a los moteros para comer y cenar, y junto a ella, un escenario y el estand de la organización. Los juegos con minimoto, los trofeos a la moto más ruidosa y la exhibición de Stunt fueron de nuevo el atractivo para el público. La Avenida de Los Toros se convirtió en un circuito improvisado en el que De los Ríos Stunt demostró el saber hacer de sus pilotos ante la mirada de cientos de personas que no perdieron detalle de las piruetas y trucos.

Decenas de motos “rugieron” en señal de homenaje a Miguel Naranjo

HOMENAJE La parte más emotiva de esta concentración fue en recuerdo de un gran impulsor del mundo de las dos riedas en Cuéllar, Miguel Naranjo. Desde su conocido bar, La Alhambra, siempre fue promotor de este tipo de concentraciones; su afición por las motos contagió a muchos vecinos de la localidad. Así, la concentración de este año se la dedicaron a él, a la puerta de su establecimiento, donde decenas de motos rugieron en su memoria. Unas flores fueron el obsequio elegido por la organización para Naranjo, y sus hijas quisieron honrarle con unas palabras que desataron las emociones de todos los asistentes. Aplausos y la imagen de este cuellarano como un amante del motor cerraron los actos previos a la ruta nocturna, que partió desde ese mismo punto.