Maroto, Tudanca y empresarios regionales abordan el futuro de la industria

La ministra anuncia “importantes inversiones” para afrontar los retos futuros del sector

118
La ministra Maroto y el líder del PSOE regional, Luis Tudanca, con los empresarios de Castilla y León. / europa press
Publicidad

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y el candidato a la Presidencia de la Junta y secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, compartieron una cena con empresarios de la Comunidad en el marco de los III Diálogos Castilla y León Económica para abordar el futuro de la industria.

En este encuentro, organizado por la citada revista y con el patrocinio de Abadía Retuerta y Deloitte, estuvieron presentes empresarios y directivos de las principales compañías de Castilla y León que manejan en conjunto un volumen de ventas anual de más de 5.200 millones de euros y cuentan con más de 17.000 trabajadores.

Según los datos aportados por el PSOE, en la reunión estuvieron presentes la directora del Centro Industrial de Michelin España Portugal en Vitoria y próxima presidenta de la compañía en marzo de 2019, María Paz Robina; Jaime Revilla, presidente de Iveco; Juan Miguel Martínez Gabaldón, director general de Galletas Gullón, y Vicente Garrido Capa, presidente de Lingotes Especiales.

También acudieron Ginés Clemente, consejero delegado de Aciturri; Ricardo García, vicepresidente ejecutivo de Benteler para Sur Europa; Rocío Hervella, consejera delegada de Prosol; Raúl Martínez, director general de Sothis; Alejandro Llorente, administrador de Collosa; Miguel Sagredo, consejero delegado de Inmapa; Enrique Valero, director general de Bodegas Abadía Retuerta y Hotel LeDomaine; Rodrigo Cabrejas, socio director de Deloitte en Castilla y León; Luis Alberto Gimeno, senior manager de la citada consultora en Valladolid, junto a Luisa Alcalde, socia fundadora de Castilla y León Económica y presidenta de Dircom Castilla y León y Alberto Cagigas, director de la citada revista.

Según informó el PSOE en un comunicado, en su intervención Reyes Maroto recordó que el Gobierno español asumió la “obligación” de incluir la agenda industrial en la agenda política para activar el peso de la industria en España y escribió 15 agendas sectoriales enmarcadas en la futura Ley de Industria cuyos objetivos generales son incrementar su competitividad, sostenibilidad e innovación y “aportar tranquilidad desde el Gobierno para responder a los retos a los que se enfrenta España como país”.

La ministra aseguró que se habilitarán “importantes inversiones” para acometer estos desafíos e hizo especial hincapié en el sector de la automoción, “en el que los esfuerzos son prioritarios para abordar el anteproyecto de Ley del Cambio Climático, destinar financiación para modernizar las factorías y ganar en competitividad mediante la puesta en marcha del contrato-relevo, para el que se contemplan alrededor de 2.000 millones de euros”.

Maroto explicó que otro propósito del Gobierno es aumentar la internacionalización de la economía española, sobre todo de las pymes, “a las que se acompañará en sus acciones comerciales en los mercados exteriores y el reforzamiento de reuniones bilaterales, para lograr que también aumenten de tamaño; sin olvidar el trabajo con las comunidades autónomas en tareas de promoción y para atraer inversiones”.

COMERCIO 4.0

Respecto al comercio interior, la ministra explicó que crearon el Observatorio de Comercio 4.0 para acercar el e-commerce a los distintos formatos que utiliza la empresa e informó de que pondrán en marcha un plan contra las falsificaciones de venta ilegal, “cuyas prácticas provocan unas pérdidas en las ventas por más de 6.100 millones y la desaparición de 40.000 empleos”.

Además, se designó una Comisión Interministerial para la defensa de la Marca España y se intensificará una campaña de sensibilización del consumo responsable, dado que el 12 por ciento de las personas que compran falsificaciones lo hacen de manera consciente.

En cuanto al turismo, significó que España ha batido récords en los últimos dos años con un crecimiento del 4,7 por ciento en afiliación a la Seguridad Social hasta alcanzar los dos millones.