La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo.
La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo. / E.p.
Publicidad

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, mantendrá un encuentro hoy con la consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, para abordar la situación de la empresa Isowat Made, ubicada en el municipio vallisoletano de Medina del Campo. La reunión se producirá a partir de las 10.00 horas en la sede de la Delegación del Gobierno en Castilla y León, lugar donde el pasado martes la ministra ya se reunió con trabajadores de esta empresa afectada por una amenaza de cierre.

El objeto del encuentro, como ya avanzó Maroto, es sentar las bases entre ambas administraciones para “dar seguridad jurídica” a posibles inversores interesados en reactivar la planta.

En la actualidad, los trabajadores se encuentran a la espera de si finalmente se aplica o no el Expediente de Regulación Temporal (ERTE), después de que rechazaran el mismo por discrepancias con el administrador concursal tanto en el plazo de duración como en las retribuciones, ya que los afectados reclaman cuatro meses y el cien por cien de los salarios, frente a los cuatro meses y el 70 ofrecidos.

Situación lamentable

El representante de UGT en la empresa dedicada a la fabricación de estructuras metálicas para torres eléctricas y herrajes, Alfonso Lozano, denunció que los trabajadores se encuentran en una “situación lamentable”, sin cobrar durante los últimos seis o siete meses y en un limbo legal que les impide recibir ayudas ya que no se encuentran despedidos sino que siguen perteneciendo a la empresa.

“Estamos con permisos retribuidos hasta el 31 de agosto”, lamentó Lozano, quien insiste en que MADE es una empresa “rentable”, con el único problema actualmente de carecer de fondos para adquirir hierro con el que fabricar torretas y, además, con la imposibilidad de hacerse con pedidos por no poder garantizar plazos en la entrega.

“Nos estamos dedicando únicamente a sacar chatarra, torretas con un precio de 2,5 millones por 700.000 euros”, apuntó ante los medios el representante de UGT, quien, al igual que sus compañeros, confía en que alguno de los dos grupos interesados, uno vasco y otro extremeño, apuesten de forma definitiva por el proyecto y permitan la reactivación de la planta ubicada en la localidad vallisoletana de Medina del Campo.